abril 11, 2019
Un telescopio mexicano ayudó a tomar la foto del hoyo negro
Frida Méndez

Científicos de la UNAM y otras instituciones mexicanas formaron parte del selecto grupo que hicieron posible la imagen.

Hasta el 10 de abril de 2019 se creía que no había forma de conseguir la imagen real de un hoyo negro en el espacio; gracias a la tecnología y los avances científicos esta tarea logró realizarse por primera vez en la historia.

El concepto del hoyo negro apareció en los escritos de teoría durante el siglo XVIII, sin embargo, no fue hasta 1967 que se confirmó su existencia. Y aunque comprender su naturaleza puede resultar en una idea bastante compleja, se puede definir –de una manera mucho más simple– como la región en el cosmos donde la gravedad es tan fuerte que atrae todo tipo de partículas (incluso la luz), lo que puede llegar a distorsionar el espacio y el tiempo.

telescopio mexicano y foto del hoyo negro

La primera foto de un hoyo negro

Observar este agujero desde lo terrenal sería como tratar de ver en la Tierra una pelota de tenis desde la Luna. La imagen lograda es el resultado del proyecto Event Horizont Telescope (EHT), el cual requirió del trabajo de 200 científicos de 20 países y consistió en usar, en conjunto, las 8 antenas más potentes que se encuentran en diferentes partes del mundo para convertir el globo terráqueo en un gigantesco telescopio virtual del tamaño del planeta.

Durante 5 días estos radiotelescopios se sincronizaron con relojes atómicos y apuntaron al centro de la galaxia Messier 87 (M87) para poder captar la imagen; de ahí surgieron cinco mil terabytes de información; se necesitaron dos años y media tonelada de discos duros para revelar la fotografía.

telescopio mexicano y foto del hoyo negro

El telescopio mexicano que ayudó a captar la imagen

Dichas antenas se encuentran en Estados Unidos, Chile, España y Antártida y México. Respecto a nuestro país, se trata del Gran Telescopio Milimétrico (GTM) Alfonso Serrano que se encuentra a una altitud de 4,600 metros en la cima del volcán Sierra Negra y a 4,600 metros del Parque Nacional Pico de Orizaba. Es el movible más grande del mundo y el instrumento/complejo científico de mayores dimensiones construido en México.

El equipo mexicano también estuvo formado por varios especialistas: Laurent Loinard, investigador del Instituto de Radioastronomía y Astrofísica (IRyA) de la UNAM; William Lee Alardín, coordinador de la Investigación Científica de la UNAM; María Elena Álvarez-Buylla Roces, directora general del Conacyt; David H. Hughes, director e investigador principal del Gran Telescopio Milimétrico Alfonso Serrano (GTM); y Leopoldo Altamirano Robles, director del Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE).

telescopio mexicano y foto del hoyo negro

¿Qué se ve en la imagen?

Toda la investigación en este fenómeno del cosmos se había basado en teorías, por lo que esta foto, además de demostrar los principios de la relatividad de Einstein, también es la primera prueba directa de tal fenómeno. El hoyo negro de la imagen tiene un diámetro de 40 mil millones de kilómetros, que son 3 millones de veces el de nuestro planeta y es uno de los más cercanos a la Tierra; se encuentra a 58 millones de años luz en la galaxia Messier 87 (M87).

***

También te recomendamos

Los volcanes mexicanos que alguna vez pintó Dr. Atl
Viajes al infinito: ya se puede visitar en interior de un volcán
El exótico dragoncito mexicano (y otras razones para ir al Pico de Orizaba)

Más Leídas

Ver Más