octubre 15, 2018
Reapareció un cuadro de Goya extraviado desde 1928
Paola Gerez Levy

¿Llegará el día en que conozcamos el 100% de las obras de los artistas más emblemáticos en el mundo?

Francisco Goya fue un genio del romanticismo. Un pintor y grabador  que tuvo la rara posibilidad de plasmar en sus obras las penumbras de su época. Un artista excepcional que tuvo una vida atormentada (fue juzgado por la inquisición y terminó sus días en el exilio) y que logró entender de qué trataba la naturaleza humana, un don que no lo tiene cualquiera y que él supo convertir en arte.

Sin duda, Goya es un personaje clave en la historia del arte. Un genio sincero y terrenal que usaba los colores líricos para plasmar la virulenta realidad que le tocó vivir. Lo pintó todo, desde bodegones, paisajes, retratos, La Maja Desnuda (1800), El 3 de Mayo en Madrid (1814),  Saturno devorando a su hijo (1823) y Visión fantasmal, un dibujo turbio que recientemente  reapareció después de 90 años de paradero desconocido.

Esta última obra es solo un boceto que el pintor nunca realizó a gran escalaVisión fantasmal muestra una figura enorme de cuerpo indefinido, ojos y nariz oscuros y un par de cuernos puntiagudos. Arturo Ansón, historiador del arte y experto en el siglo XVIII, explicó que al tratarse de un boceto, el pintor lo realizó alla prima, es decir,  hizo una primera versión sin correcciones mayores. Esta técnica impulsa la creación de escenarios fantásticos como éste.

Goya

La localización del cuadro

La obra, según Ansón, tiene la fecha aproximada de 1801, pues en esas épocas Goya visitó Zaragoza y coincide con el estilo prerromántico que el pintor adoptó a principios del siglo XIX. A partir de esta información, el historiador encontró que Goya había regalado Visión fantasmal a su amigo Juan Martín Goicoechea, un empresario cercano al mundo del arte.

Con el tiempo, la posesión del cuadro se heredó entre familiares y amigos hasta que llegó a manos de los Condes de Gabarda, quienes lo coleccionaron en su palacio zaragozano. Paralelamente, para conmemorar el centenario de la muerte de Goya, la revista cultural Aragón dedicó su número de abril de 1928 a la vida y obra del artista. En esa edición se ilustra uno de los artículos con Visión fantasmal. Ese era el último registro del paradero de esta obra hasta ahora.

Goya

En un nuevo registro de este año, una familia aragonesa cuyo nombre permanece anónimo cedió el boceto al Museo de Zaragoza. Esta obra, aunque tiene siglos de existencia, se considera inédita para el mundo, pues apenas salió de la colección privada. Ahora, desde principios de octubre se encuentra en el acervo de este espacio cultural y se exhibe en sus salas por primera vez al público.

Museo de Zaragoza

Plaza los Sitios, 6, 50001 Zaragoza, España.
museodezaragoza.es

También te recomendamos:
Ocho exposiciones para ver en el otoño (aunque sea desde casa)
Viene lo mejor del año: ¡Remedios Varo regresa al MAM!
La FIL Guadalajara 2018 se acerca (y Portugal será el invitado)

Más Leídas

Ver Más