julio 8, 2019
Leandro Erlich llegó al MALBA (y lo quiere vender)
Diego Ávila

Las cotidianidad de una alberca o una estética son los elementos con los que el artista juega para desafiar al realidad

El Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires (MALBA) parece haber amanecido en venta. Un anuncio en su fachada relata: Se vende. Excepcional propiedad. 7455 metros cuadrados / Apto todo destino. 3 salas de exhibición / 680 obras de arte (Tarsila, Frida, Diego, etc.) / Cine, Auditorio, Tienda, Biblioteca y Bar  / +54 11 4808 6500.

Sin embargo (y por suerte) este cartel es falso. Es en realidad una pieza de Leandro Erlich, uno de los creadores latinoamericanos más importantes en la actualidad, que acaba de inaugurar una muestra en el museo de arte moderno más importante de Buenos Aires. Se trata de Liminal, la primera exposición antológica del trabajo de este artista en todo el continente americano. 

Sobre Leandro Erlich

Leandro Erlich nació en la ciudad de Buenos Aires en 1973. Durante su prolífica carrera, este artista ha representado a Argentina en la Bienal de Venecia y se ha convertido en una de las figuras contemporáneos más reconocidas en nuestros días. Probablemente sus piezas más conocidas con Swimming Pool y Living Room; ideadas en 1998 y adquiridas, respectivamente, como parte de la colección permanente del Museo de Arte del Siglo XXI de Kanazawa en Japón, y del Museo Voorlinden en los Países Bajos.

malba-se-vende

Anuncio que recibe a los visitantes al MALBA durante la muestra de Erlich.

El trabajo conceptual de Erlich se enfoca en el uso de ciertas imágenes que pueden afectar y cuestionar el modo en el que percibimos la realidad. Quizá por eso el argentino utiliza muchos elementos arquitectónicos de la vida cotidiana, luego les da un giro inesperado y así crea experiencias imposibles.

Piscinas que no mojan: trampas perceptivas como arte

Aunque tienen una apariencia cotidiana y normal, las obras de Erlich son más bien trampas. Los visitantes ingresan atraídos por la familiaridad de los espacios (una sala de estar, una alberca, etc.) y pronto se encuentran en un set que desafía las reglas del mundo material. Nos encontramos así con escaleras que no llevan a ningún lado, piscinas en las que no hay agua, construcciones sólidas que resultan ser endebles y elevadores que no paran en ningún sitio.

swimming-pool-leandro-erlich

“Swimming Pool” en exhibición en el museo del arte del siglo XXI en Kanazawa.

alberca-instalacion-arte-contemporaneo

Interior de “Swimming Pool”.

Al artista le interesa mucho borrar, o al menos disminuir, la distancia que hay entre los objetos de museo y la vida cotidiana de las personas. Sus piezas suelen ser instalaciones de gran formato con las que la gente puede interactuar, y de paso cuestionar los límites de lo real. En su universo, algo que no es (y no puede) real resulta tener una apariencia tan común como la de cualquier salón de belleza, cualquier vagón de metro, cualquier puerta y cualquier nube.

“Liminal” en el MALBA

Liminal es un término empleado en psicología que se refiere a aquello que puede ser percibido por los sentidos y se puede reconocer conscientemente. Sin embargo, la existencia de “lo liminal” y sus límites permite intuir que hay un mundo fuera de él; uno compuesto por elementos que no se pueden conocer de manera normal. De esta manera, las paradojas visuales que crea Erlich son más bien pequeños cruces entre lo posible y lo imposible.

malba-buenos-aires

Pieza de Erlich que representa un salón de belleza.

La muestra en el MALBA reúne una selección de 21 obras de Erlich que han sido producidas entre 1996 y el presente. Recorrer la exhibición y experimentar las obras, una tras otra, crea una experiencia intensificada de lo liminar y nos hace preguntarnos qué es lo real y qué no. Todas las obras permiten a los espectadores moverse entre dos realidades, aunque nunca se logra ingresar del todo en la segunda.

leandro-erlich-argentina

Pieza de Erlich en exhibición en el MALBA.

La exposición se inauguró el pasado 4 de julio con una conversación entre el artista y Dan Cameron, el curador de la muestra. Se puede visitar del 5 de julio al 27 de octubre del 2019.

Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires

Av. Figueroa Alcorta 3415. Buenos Aires, Argentina.

Sitio web

Sigue a Diego en Instagram.

***

También te recomendamos:
Estas son las exposiciones del verano en México y el mundo
Esta fue la exposición más popular en la historia del Guggenheim de Nueva York
10 increíbles exposiciones en el mundo para ver en 2019

Más Leídas

Ver Más