diciembre 15, 2017
Al rescate de los arrecifes de coral
Diego Parás

Evitar la desaparición de los arrecifes de coral está en nuestras manos. 5 destinos para bucear y recordar lo bellos que son.

El calentamiento global afecta cada ecosistema de maneras distintas, y uno de los más perjudicados por lo general no lo vemos, pues está bajo el mar. Los arrecifes de coral dependen de un frágil equilibrio químico del agua, mismo que puede cambiar con relativa sencillez. Cuando ese balance se rompe —muchas veces por el cambios de temperatura— empieza el blanqueamiento del coral, síntoma de una enfermedad que es muy difícil de curar.

Los corales son de suma importancia para el turismo. Según el informe El Cambio Climático y los Arrecifes Coralinos del Planeta, “sólo el turismo genera miles de millones de dólares en países asociados a arrecifes de coral – 1,5 millardos de dólares se generan anualmente en la Gran Barrera de Arrecife de Australia, 2,5 millardos de dólares por los arrecifes de Florida, y unos 140 millardos de dólares por los arrecifes del Caribe”. Tan sólo en México tenemos 11,122 km de costa y gran parte de nuestro turismo es gracias a las playas.

Es por eso que grupos como Citizens of the Great Barrier Reef buscan no sólo crear conciencia, sino elaborar campañas atractivas para que todos podamos participar y ser parte del cambio. A partir de 6 acciones distintas (cargar con una bolsa propia para las compras, no usar popotes, tener nuestra propia botella de agua, patrocinar a un buzo investigador, no desperdiciar comida y usar una sola taza de café) alienta a reducir el consumo de estos productos y así apoyar no únicamente a los corales, sino al ambiente en general.

La mayoría de las acciones, más que una ayuda económica, son tan sólo un llamado al compromiso por parte de todos a hacer un pequeño cambio en nuestro estilo de vida. Con logros medibles y una meta clara, cada acción es diferente y busca captar a la mayor cantidad de personas. Para iniciarse en el tema, el documental Chasing Coral sirve como una muy buena introducción:

Para volverse un ciudadano del arrecife hay que adoptar un color, el cual será llamado tras el nombre de quien lo apadrinó. Como el arrecife tiene miles de variaciones de colores (los cuales están en peligro), el objetivo es sentirnos parte de ellos; esperando que un día podamos ver ese color por nosotros mismos y que no desaparezca.

Estas son algunas de los mejores destinos para poder verlos:

  1. Raja Ampat, Indonesia
  2. Isla de Coco, Costa Rica
  3. Gran Barrera de Coral, Australia
  4. Costa del caribe mexicano, México
  5. Archipiélago de Revillagigedo, México

Más Leídas

Ver Más