agosto 27, 2018
Paraísos mexicanos llenos de paz, silencio (y aire puro)
Fernanda López Díaz

Fuera del bullicio citadino característico de México, existen sitios que resaltan por su espíritu tranquilo.

México es conocido por ser lugar de bullicio y de multitudes; y aunque parezca raro, este ruido citadino es una de las tantas cosas que hacen atractivo a nuestro a nuestro entre los turistas que vienen a atestiguar los matices culturales que viven aquí.

Sin embargo, nuestro país también alberga sitios que resaltan por su  espíritu tranquilo y por tener paisajes capaces de hipnotizar a cualquiera. Lugares que se visitan no sólo para conocer un destino nuevo, sino para traer un poco de serenidad al alma.

En nuestros recorridos por México hemos encontrado toda clase de paraísos relajantes, cuyos escenarios son propicios para tomar una pausa y reencontrarnos con nosotros mismos. Aunque hay muchos lugares silenciosos para buscar la meditación, aquí hay cuatro destinos dignos de mencionarse por separado.

Estos son los mejores lugares para encontrar la paz y tranquilidad en México.

Playa Escondida, en Nayarit

lugares para encontrar paz y tranquilidad en México

Ubicada en la Bahía de Banderas, esta paradisíaca isla forma parte del Parque Nacional de las Islas Marietas, y es, sin lugar a dudas, la más bella de todas. Lo que la hace especial es su forma de cráter, que le da una sensación privacidad que pocos lugares en el mundo ofrece. A esta playa sólo se puede llegar nadando a través de un túnel, por que que sólo se puede transitar cuando hay marea baja. Sin embargo, vale la pena la odisea: no sólo tiene paisajes espectaculares, sino que es uno de los dos únicos lugares en el mundo donde se pueden ver pájaros bobos de patas azules.

Cuetzalan, en Puebla

Las calles empedradas de este pueblo mágico son el camino perfecto para un fin de semana rodeado de cascadas, grutas y arquitectura tradicional. Este lugar es ideal para relajarse con actividades al aire libre, como senderismo o rappel, o bien, para pasar unos días probando platillos tradicionales y comprando artesanías de la zona. Es indispensable visitar la poza Pata de Perro, llamada así por su peculiar forma, y aprovechar para conocer el río subterráneo Garganta del diablo.

Jardines de México, en Morelos

Estos jardines florales son los más grandes del mundo, y un gran lugar para perderse entre la belleza de la naturaleza. El lugar cuenta con 51 hectáreas de espacios florales ambientadas de ocho formas distintas para generar atmósferas que van desde lo oriental hasta el desierto. Es un sitio ideal para sorprenderse con flores estrafalarias mientras se realiza una caminata, y una opción perfecta para aprovechar el clima privilegiado que tiene México.

Lago de Zirahuén, en Michoacán

Este lago es uno de los espacios más encantadores que alberga Michoacán. El lugar presume de paisajes acogedores y de belleza impresionante, protagonizados por pinos. En este lugar existe la opción de hospedarse en cabañas, y aunque también puede visitarse en un día –pues está a poca distancia de sitios turísticos mayores, como Uruapan, Pátzcuaro y Santa Clara del Cobre–, pasar la noche en Zirahuén amplifica la experiencia. La zona más bonita del lago es Rincón de Agua Verde, un sitio que sobresale por su follaje frondoso, que se refleja en las aguas cristalinas.

***

También te recomendamos:
Deepak Chopra, el viajero zen
Cabañas para escapar en pareja
Fin de semana en San Miguel de Allende

 

Más Leídas

Ver Más