México

>< Slider

Aire Libre: correr por México, sus paisajes y comunidades indígenas

Una forma diferente y original de conocer los paisajes de México es, literalmente, correr y caminar dentro de ellos.

mayo 2021

Guías de México
en Travesías

Hay algo especial es sumergirse en lo más profundo de la naturaleza, dejar atrás la silueta de los edificios y conectar con aquellas personas y comunidades sabias que hacen de su entorno su forma de vida. Viajar a pie, corriendo o caminando, brinda esta oportunidad de acercarse a la riqueza, natural y cultural, que ofrece México, y para hacerlo de la mejor manera posible existe Aire Libre, un proyecto que invita no solo a dar zancadas por senderos exuberantes y menos explorados del país, sino de hacer un viaje personal en el que cada quien desafía sus propios límites.

“Correr te pone en una posición más humilde, estás cansado, te sientes vulnerable, pero a la vez te hace más consciente de los que percibes a tu alrededor”, dice Daniel Almazán, cofundador y fotógrafo de Aire Libre. En los distintos viajes que organiza el equipo destacan más que nada coordenadas mexicanas, aunque últimamente las experiencias han cruzado fronteras y permiten conocer regiones extranjeras, como el estado de Nueva York, Vancouver, el Valle Sagrado, la Patagonia e incluso la Península de Knoydart en Escocia.

aire libre run

Aire Libre en Bolivia. Foto: Daniel Almazán Kinckwort / cortesía Aire Libre.

Recorrer México de norte a sur

Todo empezó, cuenta Almazán, después de un ultramaratón de 90 km a través del desierto sonorense donde un pequeño grupo de corredores aficionados pudo conocer al pueblo seri. El efecto fue inmediato y positivo; nunca esperaron que la gente buscara integrarse activamente en este tipo de locuras, y ahí fue donde decidieron convertir este tipo de salidas en un modo de viaje sustentable que fomenta la conservación tanto natural como cultural de nuestro país.

Durante los itinerarios el trato es directamente con los locales, sin intermediarios, con lo que los viajeros contribuyen al desarrollo rural de México. Para Daniel Almazán, quien se encarga de la documentación fotográfica de los recorridos, correr es el deporte humano por excelencia y crea una conexión pura y humana en la comunidad. Relata que “la forma en que las comunidades nos abren las puertas por el simple hecho de ir a pie es completamente diferente, es llegar de una manera mucho más humilde (a diferencia de arribar en coche o en avión) y que conecta con esta raíz que tenemos los humanos de trasladarnos”.

aire libre

Foto: Daniel Almazán Kinckwort / cortesía Aire Libre.

Actualmente, el portafolio de destinos de Aire Libre abarca todas las coordenadas, ecosistemas, terrenos y climas de México. Desde el horizonte árido de costas azules en Baja California hasta los pueblos zapotecas de la Sierra Norte de Oaxaca; desde la abrupta Sierra Tarahumara hasta las junglas chiapanecas, pasando por los parques urbanos de la Ciudad de México, las laderas del Nevado de Toluca o los bosques húmedos de Mineral del Chico.

correr

Foto: Daniel Almazán Kinckwort / cortesía Aire Libre.

Correr: una forma responsable de viajar tras la pandemia

Normalmente, Aire Libre ofrece dos experiencias: retiros de seis a diez días o escapadas de tres a cuatro días. Pero con la contingencia decidieron lanzar una nueva modalidad –que llegó para quedarse– que consiste en aventuras locales en las que se busca maximizar el bienestar de las personas. Es decir, salidas que no requieren de pisar un aeropuerto y que también económicamente son más asequibles. Localidades como Xochimilco, Desierto de los Leones o Los Dinamos en la capital o destinos cercanos como Valle de Bravo o el volcán Xinantécatl forman parte de esta oferta.

Lo mejor es que no se necesita ser un corredor para disfrutar de estod itinerarios únicos, pues el objetivo no es romper récords ni ser el más rápido (en cada viaje, el grupo, que nunca rebasa las 25 personas, se divide según los niveles de experiencia). Lo primordial es desconectarse de la ciudad para acercarse a la naturaleza y a la herencia cultural de los locales que, aventura con aventura, reciben a los viajeros y exhiben lo más arraigado de sus tradiciones y forma de vida.

correr en la cdmx

Foto: Daniel Almazán Kinckwort / cortesía Aire Libre.

Aire Libre organiza viajes donde todo está incluido, excepto el transporte de ida y regreso al punto de partida. Hospedaje en sitios rústicos, alimentación –muchas veces platillos tradicionales del destino en cuestión– e incluso actividades que refuerzan la conexión humano-naturaleza, como sesiones de yoga y meditación, y otras que introducen a los corredores en la cultura local.

Para consultar el próximo viaje, visiten airelibre.run.

Fotos: Daniel Almazán Kinckwort / cortesía Aire Libre.

¿Te gustó esta nota? Suscríbete a nuestro newsletter aquí para tener acceso a todo el contenido de Travesías.

Foto de portada: Daniel Almazán Klinckwort / cortesía Aire Libre.


Inspiración Travesías