agosto 19, 2020
NIZUC Resort & Spa: una escapada inmejorable
Redacción Travesías

Las Villas Privadas del hotel son un paraíso personal para relajarse en medio de la naturaleza.

Desde su apertura en 2013, NIZUC Resort & Spa ha sido sinónimo de bienestar en la Riviera Maya. Un hotel que redefine el estándar de lujo en México gracias a sus instalaciones de primer nivel y servicio impecable. Una propiedad que se extiende a lo largo de casi 12 hectáreas a tan solo 15 minutos del Aeropuerto Internacional de Cancún.

Después de un par de meses complicados, NIZUC Resort & Spa busca darle a los viajeros esa escapada perfecta con todas las medidas de seguridad necesarias. Un viaje inolvidable en el que la única preocupación sea encontrar el mejor espacio para tomar el sol y relajarse con un trago en mano.

Un favorito de la Riviera Maya

Con 274 villas y suites, el hotel más instagrameable del mundo —según Luxury Travel Advisor— es una de las opciones favoritas de las parejas. Con dos exclusivas playas, un spa de marca británica ESPA y seis restaurantes gourmet, aquí el romance está a la orden del día. Sin embargo, NIZUC Resort & Spa también es un gran candidato si se trata de un plan familiar. El complejo cuenta con cinco piscinas y un club para niños de entre cuatro y 12 años; además, se puede practicar una gran variedad de deportes acuáticos, como kayak, paddle board y esnórquel.

Un paraíso personal

Si se trata de combinar comodidad, elegancia y privacidad, nada como las Villas Privadas de NIZUC. Estos pequeños paraísos personales se ubican muy cerca de las playas y cuentan con un diseño cuidadosamente pensado para brindar intimidad a los huéspedes. Lo mejor, cada Villa presume exuberantes jardines tropicales, piscina infinity privada y lujosas amenidades; además de un servicio personalizado 24/7. Sin duda un espacio único para relajarse y reconectar con la naturaleza.

Lo mejor de NIZUC en cada Villa

Por si fuera poco, los viajeros que se hospedan en las Villas Privadas pueden recibir lo mejor que el hotel tiene para ofrecer (sin dar un solo paso). Por ejemplo, un masaje de cuerpo completo, ya sea relajante, deportivo o de tejido profundo. Otra opción es una experiencia gastronómica en la comodidad de la Villa. No importa si solo se trata de un almuerzo familiar después de estar en la piscina o una cena más formal (con menú especial), el personal de NIZUC siempre busca crear el momento perfecto.

Una experiencia en pareja

Si bien las Villas Privadas son demasiado tentadoras, hay que hacer un esfuerzo para disfrutar el resto de las instalaciones de NIZUC. Definitivamente, las parejas deben dedicarle un día completo al spa, que cuenta con sus propias villas con alberca y deck privado. Con el sello de la marca británica ESPA, este oasis de bienestar ofrece tratamientos que buscan el equilibrio físico y mental, entre ellos la sesión de hidroterapia, el masaje aromático y el facial personalizado.

Después de varias horas de relajación, nada como cerrar el día con una cena en el restaurante Ramona. Aquí, el chef Eduardo Torres y la selección de vinos de la Cava Santo Tomás brindan una propuesta culinaria perfecta y elegante. También vale la pena preguntar por la nueva (y exclusiva) experiencia gastronómica de Dom Pérignon, ideal para las parejas con gustos más refinados. Sin embargo, los momentos especiales no están limitados a los restaurantes, ya que los huéspedes pueden elegir entre diferentes escenarios para disfrutar de una velada única con un menú especialmente diseñado. Ya sea en la playa o en la terraza junto al mar, NIZUC Resort & Spa se encarga de hacer realidad cualquier plan.

Para más información, visita nizuc.com

¿Te gustó esta nota? Suscríbete a nuestro newsletter aquí para tener acceso a todo el contenido de Travesías.

Fotos: cortesía NIZUC Resort & Spa.

***

También te recomendamos:
Grupo Brisas está listo para recibir (de nuevo) a los viajeros
Los hoteles más icónicos de Grupo Brisas
Albercas inolvidables dentro de asombrosos hoteles

Más Leídas

Ver Más