septiembre 3, 2020
Musée Atelier Audemars Piguet: una joya arquitectónica
Mariana CastroFotos: cortesía Audemars Piguet

¿Cómo hace una marca relojera para volcar su tradición de manufactura a un museo abierto al público?

Al hablar de las grandes manufacturas suizas, palabras como “diseño” y “precisión” suelen repetirse constantemente. Sin embargo, son los pequeños detalles, las ideas innovadoras y los proyectos sorprendentes los que distinguen a un nombre de otro en el mundo de la alta relojería. En el caso de Audemars Piguet, su distintivo más reciente acaba de abrir sus puertas en forma de museo.

El lugar donde todo comenzó

Después de mucha expectativa, el Musée Atelier Audemars Piguet finalmente está listo. Ubicado en Le Brassus, una pequeña localidad en Vallée de Joux, Suiza, esta combinación de museo, archivo y taller es una oportunidad única para adentrarse no sólo en la historia de la marca, sino en la larga tradición relojera que ha marcado el ritmo de la zona desde hace más de un siglo. Fue en este lugar donde todo comenzó para Audemars Piguet en 1875. Un escenario natural impresionante que no sólo inspira en términos creativos, sino que brinda ese ambiente de calma —muy necesario— para llevar a cabo un arte tan minucioso como la alta relojería.

musee atelier

Historia e innovación en forma de espiral

Musée Atelier fue diseñado por el estudio BIG —Bjarke Ingels Group—, con la misión de integrar el taller original de Audemars Piguet con un nuevo espacio que pudiera ser visitado por el público. El resultado, un impresionante pabellón de cristal en forma de espiral, cuyo techo funciona también como un sendero que se integra con el paisaje suizo. Inspirado en la forma y el movimiento de un reloj, el museo es una obra abierta que combina arquitectura contemporánea con el tradicional savoir-faire de la marca; todo con un impresionante escenario natural de fondo. Un símbolo de cómo la visión a futuro de la manufactura está fuertemente ligada al respeto de su lugar de origen.

Una colección envidiable

El museo alberga alrededor de 300 piezas entre cronógrafos, calendarios y relojes de bolsillo. Cada una de estas creaciones refleja un capítulo distinto en la historia de la manufactura. Para ofrecer a los visitantes una experiencia diversa y completa —con crescendos, momentos culminantes y espacios más contemplativos—, la museografía del Musée Atelier fue pensada como una partitura musical. Además, el museo cuenta con tres talleres, uno dedicado a los relojes de gran complicación, otro a las piezas de alta joyería y uno más enfocado en la restauración. Gracias a estos espacios, el público puede ser testigo del arduo trabajo que los maestros relojeros, joyeros, grabadores y expertos de Audemars Piguet invierten en la concepción, el diseño y la fabricación de cada pieza.

musee atelier audemars piguet

Una experiencia digital

Si bien el museo está abierto al público (hay que preagendar la visita guiada), el tema de los viajes internacionales es complicado actualmente. Por fortuna, la página del Musée Atelier ofrece un recorrido virtual 360º, una selección de archivos multimedia (fotos, videos y bocetos) y una exploración por categorías para adentrarse en la historia, arquitectura y colección del espacio desde casa.

audemars piguet

museeatelier-audemarspiguet.com

¿Te gustó esta nota? Suscríbete a nuestro newsletter aquí para tener acceso a todo el contenido de Travesías.

***

También te recomendamos:
Audemars Piguet conquista el 2020 con dos nuevos lanzamientos
El nuevo [Re]master01 Cronógrafo Automático de Audemars Piguet
De cuando ocho bailarines se apoderaron del Museo del Prado vacío

Más Leídas

Ver Más