agosto 31, 2020
Audemars Piguet conquista el 2020 con dos nuevos lanzamientos
Redacción TravesíasPor Isabel Gómez Aguado

Royal Oak Offshore y CODE 11.59 reflejan el deseo de la manufactura suiza por renovarse constantemente.

La casa relojera suiza Audemars Piguet conoce bien a los coleccionistas de relojes más exigentes. Esto le permite actualizarse constantemente, tanto en maquinaria como en diseño. Este año, agregó detalles coloridos a dos importantes líneas: Royal Oak Offshore, un modelo fundamental en la historia de la marca, y CODE 11.59, un proyecto en el que se puede visualizar su futuro.

Royal Oak Offshore: renovar un clásico

Este reloj llegó al mercado a comienzos de los años 70 como un accesorio deportivo y novedoso. Aunque en sus inicios fue sujeto de duras críticas, su diseño ha conquistado a los entusiastas de la alta relojería que buscan elegancia y funcionalidad.

Este año, Royal Oak Offshore Cronógrafo Automático se ha renovado con tres nuevos modelos en color azul, verde y gris. La esfera lleva el patrón Mega Tapisserie, que junto con los numerales arábigos le dan un sello distintivo. Cada modelo tiene una caja de cerámica negra y correa de caucho del mismo color que el reloj.

La pieza de color gris se perfila como la favorita gracias a su elegante combinación de colores. La caja, sus pulsadores y la corona están elaborados con cerámica negra, mientras que el bisel y los protectores son hechos con oro rosa de 18 quilates.

CODE 11.59: una mirada al futuro

Audemars Piguet continúa escribiendo su historia gracias a CODE 11.59, que originalmente salió al mercado en 2019. Un año después, la colección se renueva con cinco modelos de cronógrafo automático y una nueva paleta de matices.

Para conocer cada modelo podemos basarnos en sus colores. Tres de ellos llevan en sus esferas una tonalidad ahumada, inspirada en los rayos del sol: rojo intenso —con caja en oro blanco de 18 quilates—, azul marino y tonos morados, los dos últimos con caja en oro rosa de 18 quilates.

Los dos modelos bicolores tienen una caja dorada que da al reloj una arquitectura moderna y clásica a la vez. El entrelazado del oro blanco y rosa de 18 quilates añade detalles sobrios y sofisticados a la esfera. Cada pieza de esta línea es fiel a las siglas de CODE: Challenge, Own, Dare y Evolve.

Más de los nuevos modelos de Audemars Piguet en audemarspiguet.com/es

¿Te gustó esta nota? Suscríbete a nuestro newsletter aquí para tener acceso a todo el contenido de Travesías.

Fotos: cortesía Audemars Piguet.

***

También te recomendamos:
Audemars Piguet x Art Basel: cómo reinventar la naturaleza de las cosas
El nuevo [Re]master01 Cronógrafo Automático de Audemars Piguet
Audemars Piguet y la manufactura del tiempo

Más Leídas

Ver Más