julio 4, 2019
Este es el pueblo que los franceses escogieron como su favorito
Frida Méndez

Gastronomía, historia y deportes se fusionan en Saint-Vaast-La-Hougue.

Francia se caracteriza por ser un país icónico que ha servido como inspiración para decenas de escritores, cineastas, artistas y diseñadores. Por ello no resulta extraño que sea uno de los destinos turísticos más relevantes en Europa y uno de los más recurrentes en películas, libros y series. Pareciera que queda poco por descubrir de esta nación.

Cada año se escoge el pueblo favorito de los franceses a través de una votación televisada en el programa Le Village Préféré des Français. En 2019 el ganador fue un pequeño y pintoresco sitio llamado Saint-Vaast-La-Hougue, el cual ha sido uno de los secretos mejor guardados de los locales. Este pueblito es  perfecto para huir de la gran masa turística de otros destinos europeos, ya que a menos de que se sea originario de Francia, las posibilidades de conocerlo son muy bajas.

Saint-Vaast-La-Hougue se encuentra a unos 30 minutos en automóvil al noroeste de Utah Beach en Normandía, aunque la mejor manera de llegar es por tren a la estación más cercana que es la de Valognes, en la línea París-Cherburgo.

pueblo favorito de los franceses

Su puerto es famoso por la pesca y sus ostras.

El pequeño pueblo favorito de Francia

Esta pequeña ciudad portuaria venció a otras 13 para ganar el título. Arrebató el reconocimiento a Cassel (cerca de la frontera belga al norte de Francia) que fue el ganador del 2018. Este año, en segundo lugar quedó la ciudad medieval de Pont-Croix en Bretaña, y en tercero la isla de Terre-de-Haut en el departamento francés del Caribe de Guadalupe.

Saint-Vaast-la-Hougue cuenta con una población de apenas dos mil habitantes y es la fusión perfecta entre gastronomía, tranquilidad e historia. Entre sus atracciones más destacadas están su jardín botánico, el observatorio ornitológico y el museo marítimo.

pueblo favorito de los franceses

Vista del pueblo Saint-Vaast-La-Hougue y la isla Tatihou.

Para los amantes de los mariscos, este poblado es hogar de una de las cuencas de ostras más antiguas de Normandía y un puerto deportivo con 700 asientos excelente para la pesca. Otra recomendación, más allá del mar, es visitar la Maison Gosselin una confitería fundada en 1889 que tiene una asombrosa colección de galletas, pasteles y mermeladas caseras.

La isla de Tatihou

Esta inadvertida ciudad tiene una gran importancia histórica por su cercanía a la playa donde las tropas aliadas desembarcaron durante el Día D hace 75 años. Pero, sobre todo, por Tatihou. Aunque parece una isla, en realidad su estatus depende de las mareas ya que mientras bajan, el sitio es más bien una península a la que se puede llegar caminando. Sin embargo, cuando suben se usa un vehículo anfibio con capacidad para 58 personas que parte cada 30 minutos desde el puerto en Saint-Vaast-la-Hougue.

La ciudadela del Tour de La Hougue es parte de las Fortificaciones de Vauban, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

El nombre de Tatihou está inspirado en un vikingo que llegó a las costas de Normandía en el siglo IX. Por otro lado, la isla completa es una reserva natural y en primavera se llena de flores de color púrpura. Ahí también hay unos muros de defensa que protegen a la ciudad de inundaciones y una torre que data del siglo XVII. Esta construcción pertenece al sitio Fortificaciones de Vauban (una red de 12 sitios alrededor de Francia construidos por Sébastien Le Prestre de Vauban, el ingeniero militar del rey Luis XIV) que fue declarado en 2008 como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Algo a tomar en cuenta es que el acceso a la isla está limitado a 500 visitantes por día, por lo que es recomendable reservar el viaje con anticipación.

Sigue a Frida en Instagram

***

También te recomendamos

Razones para cambiar las ciudades de Europa por los pueblitos
Los pueblos más románticos e inadvertidos de Europa
¿Por qué visitar los países menos visitados del mundo?

Más Leídas

Ver Más