febrero 20, 2019
Este tour gastronómico en Oaxaca te hará muy, muy feliz
Redacción Travesías

Opciones para todos los gustos y todos los bolsillos.

A la variedad geográfica de Oaxaca, sus edificios coloniales y sus coloridos murales, se suma el saber y la creatividad de los cocineros en sus fogones. El resultado: alucinantes moles, caldos, tamales, taquitos de lechón y bebidas como el chocolate, el tejate y, por supuesto, el mejor mezcal tradicional.

Desde espacios boutique hasta casonas de los años veinte, en estos restaurantes oaxaqueños todos los comensales, sin lugar a dudas, salen más que satisfechos.

comer-oaxaca-travesías

A continuación les compartimos un tour gastronómico con aquellos lugares imperdibles; la guía perfecta para turistas y locales.

Casa Oaxaca El Restaurante

Aunque Casa Oaxaca surgió como un hotel boutique en el corazón del Centro Histórico, hoy en día es uno de los lugares más concurridos para comer gracias a su amplia y exquisita oferta gastronómica, que va desde mermelada de jitomate, tacos de jícama, requesón y chapulines, el chile de agua relleno de ceviche y salsa de maracuyá, el buñuelo o la tostada de insectos que tiene una mayonesa de chicatana, los chapulines y chinicuiles con un poquito de guacamole, hasta la sopa de frijolón y la hoja santa rellena de quesillo y frijol.
Dónde:Constitución 104-A, Centro
Sitio web

Casa Oaxaca comer Travesías

El Lechoncito de Oro

Para decirlo en una frase: los mejores tacos de lechón de Oaxaca. La carne se derrite en la boca y las tortillas recién hechas, bañadas en salsa verde, envuelven cada bocado como la espuma. Lo más recomendable es pedir el taco de lechón con chicharrón: una mancuerna perfecta. Aunque el complemento de pierna no desmerece nada. La receta de la casa incluye una porción de guacamole fresco en cada taco. Además del sabor, casi inverosímil, El Lechoncito de Oro es recomendable porque no ha perdido un gramo de ambiente desde su nacimiento; deja ver a sus clientes la vida callejera en pleno Centro Histórico.
Dónde: Calle de los Libres esq. Murguía, Centro

lechón-de-oro-oaxaca-travesías

Casa Estambul

Ubicada en una casona que en los años veinte funcionaba como club para caballeros –cuya construcción se remonta al siglo XVIII–, Casa Estambul es un lugar donde se mezclan el arte y la mixología. El sitio ofrece diferentes ambientes con paredes intervenidas por artistas como Dr. Lakra y azulejos diseñados por Francisco Toledo. De la barra salen buenos cocteles, así como una gran selección de mezcales. En cuanto a la comida, se ofrece desde deliciosos desayunos hasta una opción nocturna con pastas, conejo y moles, por dar algunos ejemplos.
Dónde: Ignacio Allende 316, Centro
Sitio web

casa-estambul-travesías-oaxaca

Criollo

El chef Luis Arellano, asociado con Enrique Olvera (fundador de Pujol en la Ciudad de México), apostó por un método sencillo y seductor. Criollo, su restaurante, ofrece platillos con los mejores ingredientes de temporada para crear una experiencia fresca y a la vez atemporal que de inmediato revive la memoria ancestral de cada plato. Los alimentos se toman de su entorno inmediato y se preparan en su mejor momento. Son particularmente recomendables la barbacoa de res y la pesca del día.
Dónde: Francisco I. Madero 129, Centro
Sitio web

criollo-oaxaca-travesías-

Zandunga

Empezó como un sencillísimo local de comida del istmo de Tehuantepec muy bien preparada en las afueras de la ciudad de Oaxaca, pero eso ya tiene varios años; hoy cuenta con varios locales. Se trata de un restaurante que no ha perdido su sencillez, pero tampoco escatima en nada, mucho menos en las opciones del menú: garnachas, cochito horneado, estofado del istmo o molotes de plátano rellenos de frijoles. Su barra de mezcales, por cierto, es espléndida.
Dónde: Manuel García Vigil 512, Centro
Sitio web

zandunga-oaxaca-travesías

***

También te recomendamos

Oaxaca: 30 años de ser Patrimonio Mundial

La Feria Internacional de las Culturas Amigas 2019 ya tiene lugar y fecha

Cinco opciones de hospedaje para redescubrir Oaxaca

 

Más Leídas

Ver Más