enero 11, 2019
¿Ya conocen el inadvertido Bosque Otomí-Mexica?
Paola Gerez Levy

Este bosque es pinos, presas, pueblos mágicos y arquitectura otomí.

México es un país megadiverso en el que viven casi todos los ecosistemas. Uno de las más presentes, sobre todo en la zona centro y norte del país es el bosque. Desde la Sierra Mixteca, en Oaxaca, hasta la helada Sierra Tarahumara, en Chihuahua, estas áreas boscosas ofrecen no solo vistas espectaculares y un agradable aroma a petricor (tierra mojada), sino que son una oportunidad de conectar con la naturaleza.

Uno de los pulmones verdes más importantes del país es el Bosque Otomí-Mexica. Este lugar se ubica en una zona natural protegida que se extiende entre las ciudades de Toluca y la CDMX. Se trata de un territorio de pueblos originarios, pues históricamente, desde tiempos prehispánicos, ha sido el hogar de esta comunidad prehispánica.

Bosque Otomí-Mexica

En sus más de 2,800 hectáreas, el bosque cuenta con numerosas cuencas y santuarios de agua, y por ahí fluye el río Lerma. Asimismo, forma parte de la ruta de la peregrinación tradicional indígena, la cual llega hasta el Cerro de la Campana (el sitio donde, según la cosmovisión indígena comenzó la vida). Pero el bosque Otomí-Mexica tiene también mucho que ofrecer para los visitantes de la ciudad. Estas son algunas de las actividades obligadas en un viaje forestal.

Centro Ceremonial Otomí

Sus instalaciones se encuentran en las faldas del Cerro Las Navajas. Este parque, aunque se construyó apenas en 1980, evoca a la estética otomí. Cada detalle arquitectónico que hay  en el lugar está influido por la simbología y numerología de esta cultura . Durante su construcción la idea era que este espacio fungiera como un espacio donde los indígena pudieran realizar rituales y ceremonias. Sin embargo, ahora también es un parque natural donde se puede acampar, caminar por el bosque y comer.

Bosque Otomí-Mexica

Villa del Carbón

Este pueblo mágico es una parada obligada en un viaje el Bosque Otomí-Mexica. Este sitio existe desde principios del siglo XVIII y debe su nombre a que durante muchos años subsistió gracias a la explotación de este mineral. Ahora Villa del Carbón cuenta con construcciones antiguas, caminos empedrados y un aura colonial rodeada de vegetación y fauna.

Bosque Otomí-Mexica

Presas

Dentro del Otomí-Mexica existen grandes presas donde se pueden practicar actividades recreativas y deportivas.  Estas son las tres principales, y se encuentran cerca de Villa del Carbón:

Presa El Llano
Ubicada en las faldas de la Sierra Nevada, esta presa es el destino perfecto para un fin de semana familiar. Se puede pasear en kayak, pescar truchas, lanzarse de la tirolesa e incluso hay oportunidad de nadar dentro de ella.

Bosque Otomí-Mexica

Presa Molinitos
Esta presa es perfecta para aquellos que disfrutan de las actividades físicas. Alrededor de ella existen veredas para practicar senderismo, así como caminos ideales para hacer ciclismo de montaña.

Presa Taxhimay
Este ojo de agua se presta más para actividades acuáticas como el esquí, velerismo, remo y pesca deportiva. Tiene una historia particular: en 1934 el pueblo otomí de San Luis de las Peras se inundó y gracias a eso, ahora asoma a la superficie la torre de una iglesia que estaba en la comunidad. 

Bosque Otomí-Mexica

***

También te recomendamos:
Pátzcuaro está en camino a ser el Pueblo Mágico más bello de México
Los lagos más impresionantes de México
Estos son lo bosques más grandes del mundo

Más Leídas

Ver Más