diciembre 6, 2019
El palacio más legendario de Madrid se convertirá en museo
Diego Ávila

El Palacio de Liria se convertirá en museo y abrirá todos los días

También conocido como “el hermano menor del Palacio Real”, el magnífico Palacio de Liria es el domicilio particular más grande de toda la ciudad de Madrid. Su construcción (ordenada por don Jacobo Fitz-James Stuart y Colón, tercer duque de Berwick y Liria) tardó 18 años en ser completada y el edificio fue inaugurado finalmente en 1785. Desde entonces, funciona como la residencia de una de las casas nobiliarias más importantes, antiguas y famosas de España: la Casa de Alba. 

Aunque el edificio sufrió varios incendios en noviembre de 1936 durante la Guerra Civil Española, fue exitosamente reconstruido por el décimo séptimo duque de Alba y por su hija, la duquesa Cayetana. Ahora, y por primera vez en la historia el legendario Palacio abrirá sus puertas como un museo al público en general a partir del 19 se septiembre.

Un palacio vivo

Hoy en día el inmueble está habitado por don Carlos Fitz-James Stuart, el décimo noveno duque de la legendaria familia. Por esa razón, las plantas más altas se mantendrán como espacios privados del la familia, mientras que la parte que abrirá al público incluirá únicamente doce habitaciones de la planta baja y el primer piso, así como los jardines exteriores de la fachada principal.

El Palacio de Liria fue diseñado por los arquitectos Louis Guilbert y Ventura Rodríguez en el siglo XVIII. Cortesía: Biblioteca Nacional de España.

Una de las principales características de la visita es que estará acompañada con una audio guía que, a través de música y una multitud de grabaciones, busca sumergir a los visitantes en la historia del palacio, en sus colecciones y sus estancias. La idea es dar la sensación a las personas que el palacio está vivo. Y es que todos los fragmentos que están incluidos en la guía auditiva no fueron seleccionadas al azar, sino que se eligieron con base en la relación que compositores, escritores y demás artistas de diversas épocas tuvieron con los duques de Alba.

palacio-de-liria-jardines

Exterior del Palacio. Cortesía: Fundación Casa de Alba.

Los tesoros privados de un palacio hasta ahora cerrado

A lo largo de seis siglos, la Casa de Alba ha funcionado como coleccionista y como mecenas de diversos creadores. Durante los incendios que sufrió el Palacio tras la Guerra Civil Española la gran mayoría del acervo artístico se salvó gracias a que fue escondido en diferentes recintos (como el Banco Nacional, el Museo Del Prado, entre otros). En la actualidad el inmueble conserva intactas el conjunto de las obras que los duques han coleccionado por los últimos 500 años. Se dice que el Palacio de Liria contiene la mejor pinacoteca histórica en manos privadas en España, pues resguarda pinturas firmadas por algunos de los artistas más famosos de esa nación: Velázquez, Murillo, Zurbarán y El Greco, entre otros.

palacio-de-liria-interior

Zaguán principal. Cortesía: Fundación Casa de Alba.

La residencia también resguarda cuadros de Rubens, Jan Brueghel el viejo y David Teniers. Sin embargo, entre toda esta formidable colección resaltan los retratos que Goya y Tiziano le hicieron a diferentes duques de Alba. Por otro lado, la biblioteca del palacio incluye una primera edición de El Quijote (impresa en Madrid en 1605), además del último testamento del rey Fernando el Católico y la única serie privada de cartas escritas por Cristóbal Colón.

palacio-de-liria-biblioteca

Cortesía: Fundación Casa de Alba.

palacio-de-liria-madrid

Cortesía: Fundación Casa de Alba.

Un patrimonio público

Además del Palacio de Liria, la Casa de Alba también posee el Palacio de Monterrey en Salamanca y el Palacio de las Dueñas en Sevilla. Y es tanta la importancia cultural de estos recintos, que en 1973 se creó la Fundación Casa de Alba para poder empezar a compartirlos con el público. Las adecuaciones para hacer de la residencia madrileña un espacio visitable han sido mínimas, incluyendo la instalación de taquillas y una tienda.  Por otro lado, el espacio se podrá visitar en grupos de máximo 20 personas que entrarán cada 65 minutos. Habrán nueve turnos por la mañana y siete por la tarde.

El reducido tamaño de los grupos permitirá poder prevenir el colapso de las diferentes habitaciones y asegurar la conservación de los aposentos y sus muebles, especialmente de las alfombras y artículos de porcelana. La entrada costará 14 euros en taquilla y 15 si los boletos se compra por internet. Además, habrá horarios en los que la entrada será gratuita. 

palacio-de-liria-visitar

Cortesía: Fundación Casa de Alba.

Palacio de Liria: Calle de la Princesa 20, 28008 Madrid.
Sitio web

¿Te gustó esta nota? Suscríbete a nuestro newsletter aquí.

*** 

También te recomendamos:
Para orientarse en Madrid

Una ruta de antojos (dulces y salados) por Madrid

Matadero: un centro cultural y social, abierto a la reflexión

Más Leídas

Ver Más