agosto 28, 2018
Los escenarios reales de los cuadros más famosos del mundo
Fernanda López Díaz

Lugares que convierten a los turistas en protagonistas de la historia del arte.

Hay distintas formas de vivir el arte: hay quienes lo contemplan en los museos, quienes lo analizan en galerías, y quienes lo crean en talleres y estudios. Entre esta gente, hay un grupo menos conocido pero igual de memorable: las personas que viajan a las locaciones exactas donde sus pinturas favoritas fueron concebidas.

Dentro del turismo artístico hay muchos sitios disponibles. Sin embargo, hay cinco que resaltan por la similitud que aún conservan con su versión pictórica. Estos lugares atraen todos los días a aficionados que buscan ir más allá de la contemplación: gente que busca formar parte de los escenarios más importantes en la historia del arte, ya sea como protagonistas –fotografiándose frente a ellos– o como visionarios –retratando las versiones modernas de dichos escenarios–.

Dibble House, en “American Gothic” de Grant Wood

american gothic

Esta obra es una de las piezas más identificables del realismo estadounidense. Como en la mayor parte de los retratos que existen, podría pensarse que la icónica pareja fue la detonante de la pintura. Sin embargo, “American Gothic” nació por un tercer personaje: la casa Dibbe. Grant Wood la encontró durante un viaje y se sintió atraído por su arquitectura, a la que veía como “estructuralmente absurda”. Esta casa se encuentra en Eldon, Iowa, y aunque no se puede acceder, miles de turistas la visitan para fotografiarse frente a la fachada. Algunos lo hacen, incluso, vistiéndose como la pareja que estelariza la obra.

Calle Valhallveien, en “El Grito” de Edvard Munch

Este cuarteto de cuadros es una de las piezas más representativas del expresionismo. El angustiante retrato de un ser andrógino en pleno grito de desesperación. En 1895, el artista hizo un escrito en el que explica el origen de la obra: “Estaba caminando por la calle con dos amigos – el sol se estaba poniendo -de repente el cielo se tornó rojo sangre – Pausé, sintiéndome exhausto, y me recargué en la cerca – había sangre y lenguas de fuego sobre el fiordo negro azlado y la ciudad – mis amigos caminaron y yo me quedé ahí, temblando con ansiedad – y sentí un grito infinito pasar por la naturaleza”. La calle donde esta escena sucedió se llama Valhallveien, y está sobre una colina en Oslo.

Moulin Rouge, en “Au Moulin Rouge” de Henri de Toulouse Lautrec

moulinrouge

El legendario cabaret parisino –y las mujeres que en él bailan, han sido inspiración de incontables artistas, pero Toulouse fue el máximo aficionado dentro del mundo del arte. Es bien sabido que el artista iba a este lugar cada noche, y que ahí conoció a Louise Weber –mejor conocida históricamente como La Goulue–, una de sus principales musas. Además de disfrutar el espectáculo y socializar, Toulouse pintaba todo lo que veía; por eso su acervo relacionado al Moulin es tan extenso.

Jardín de Giverny, en “Les Nymphéas” de Claude Monet

Cuando de impresionismo se trata, esta serie de Monet es un referente primordial. El artista creó más de 250 piezas similares, inspiradas en su jardín de Giverny, donde construyó una finca en 1890. Su idea era que estas piezas quedaran suspendidas dentro de una estancia circular, para simular el paso del tiempo. Actualmente este espacio está abierto al público, y cualquiera que decida visitarlo entenderá el porqué de la obsesión del pintor con este espacio floral; las vistas son simplemente inigualables.

Café La Nuit/Café Van Gogh, en “Café, le soir” de Vincent Van Gogh

Ubicado en Arles, en Francia, este lugar es famoso porque sus dueños se han encargado de mantenerlo decorado exactamente como lo estaba cuando Vincent Van Gogh lo inmortalizó en un lienzo. Al visitar, lo ideal es hacer una reservación en su icónica terraza. A fin de cuentas, ¿qué tan seguido se puede comer en un sitio tan emblemático en el arte? La estancia debe acompañarse con una copa de vino y una rebanada de tarte aux citrons.

***

También te recomendamos:
Estos son los barrios más bonitos del mundo (parte 1)
5 paisajes submarinos que te sorprenderán
Los 17 museos más icónicos del mundo

Más Leídas

Ver Más