octubre 2, 2018
Viajes gastronómicos: 8 platillos italianos (que no son pasta ni pizza)
Paola Gerez Levy

Conoce algunas delicias de la comida italiana que no son únicamente pasta y pizza.

La cocina italiana es una de las más aclamadas en el mundo. Esto se debe a la multiplicidad sabores que se pueden probar en este país, y es que desde la comida rápida que se vende en las esquinas, hasta los restaurantes iluminados por estrellas Michelin, los alimentos tienen ese sazón tradicional que hay en las mejores gastronomías del planeta.

Y aunque Italia tiene una gran variedad de ingredientes y platillos, la globalización ha posicionado a la pasta y a la pizza como los emblemas de su cocina; sin embargo, los hallazgos gastronómicos de esta nación van más allá del spaghetti a la boloñesa.

En honor a esto, si uno tienen la oportunidad de viajar por las distintas regiones que componen este asombroso país, o si uno visita uno de los tantos restaurantes ítalos que hay en el planeta, es recomendable pedir algo más de lo que conocemos y probar el lado inadvertido de esta comida.

PARA PICAR

Focaccia

Un pan plano horneado con diferentes hierbas, especias y demás ingrediente, que se prepara en grandes moldes rectangulares y se sirve recién salido del horno. Los tipos de focaccia más conocidos son: con romero, hinojo, orégano, aceitunas, queso de cabra, cebolla y Grana Padano, y las combinaciones que de ahí puedan derivar.

Comida italiana

ENTRADA

Ensalada Caprese

Además de los colores de Italia, esta ensalada se prepara con cinco ingredientes, de los cuales cuatro tienen una denominación de origen registrada:  rebanadas de jitomate (di Paccino, Sicilia), hojas de albahaca (basilico genovés, Génova) y  cortes delgados de queso mozzarella intercalados, aderezado con vinagre balsámico (aceto balsamico, Módena) y aceite de oliva (olio di Calabria, Calabria).

Comida italiana

Prosciutto Melone

Esta es una de las recetas italianas más antiguas del país. Una combinación de jamón y melón que reúne cuatro cualidades de la cocina en un mismo bocado. El jamón, seco y caliente, se envuelve alrededor de trozos de melón, húmedo y frío. El Prosciutto Melone es ideal para compartir y abrir el apetito y es muy cotizado durante los meses de verano.

Comida italiana

PLATO FUERTE

Risotto

Un plato preparado a base de arroz que se cocina tradicionalmente en la región norte de Piamonte, aunque gracias a su popularidad se ha expandido a todo el país. El arroz cocido, de tipo arboriocarnaroli, se condimenta con todo tipo de ingredientes: desde una simple preparación con vegetales (setas, espárragos o espinacas), hasta creaciones que involucran: tinta de calamar, azafrán, cuatro quesos y salsiccia (chirizo italiano).

Comida italiana

Ossobuco

El nombre de este plato se traduce como ‘hueso hueco’. Para preparar este platillo hay que estofar un trozo de jarrete de ternera en vino blanco para después cocinarlo en salsa de jitomate o jugo de carne. Sin embargo, para hacer honor a su significado, el corte, de un par de centímetros de grosor, se debe cocinar con el hueso y la médula.

Comida italiana

POSTRE

Tiramisù

La receta tradicional de este postre de galletas humedecidas con café y mascarpone esaunque relativamente reciente, desconocida. Surgió alrededor de los años cincuenta a partir de una receta base; hoy en día, las variaciones de este postre son infinitas. La elección del tipo de galleta, entre yemas o huevos enteros, mascarpone o nata, depende de la región, de tradiciones familiares y de la inspiración del chef.

Panna Cotta

Los platillos simples son a veces los más exquisitos. Tal es el caso de la Panna Cotta; una cocción de leche, azúcar, nata y huevos que resulta en un postre que es un poco flan y un poco gelatina. Este delicioso dulce blanco se sirve tradicionalmente con frutos rojos y compota de moras. Pero con el tiempo, y las fusiones culinarias, también se prepara con caramelo, salsa de vainilla, mermelada cítrica e incluso ron.

Comida italiana

DIGESTIVO

Limoncello

Este licor dulce y cítrico a la vez es ideal para terminar la comida y dar pie a la sobremesa. En su versión artesanal, se obtiene tras macerar la cáscara del limón en alcohol. Para lograr un limoncello auténtico, la clave son los limones salerno: de un amarillo intenso y tan grandes como una naranja. Estos cítricos, endémicos de la mediterránea Costa d’Amalfi, cuentan con denominación de origen.

Comida italiana

También te recomendamos:
Monterrey a través de los ojos de Zélika García
Los mejores 13 restaurantes mexicanos (según los Latin America’s 50 best restaurants 2017)
Dónde encontrar el otoño más intenso del mundo

Más Leídas

Ver Más