octubre 9, 2020
Mercedes-Benz y Panerai se unen para una experiencia inigualable
Teresa Cristo

Una colaboración emocionante que combina una prueba de manejo con la presentación de una nueva colección.

Lujo, tecnología e innovación —sumados a la aventura y exploración— son los pilares que han unido a Mercedes-Benz y Panerai para una colaboración emocionante. Por un lado está la relojera Panerai, un nombre que evoca sofisticación y estilo, que es parte de los más increíbles viajes alrededor del mundo que hace Mike Horn. El explorador suizo —nacido en Sudáfrica— es imagen de la marca italiana, pues ha encontrado en sus piezas todo lo necesario para explorar los océanos a bordo de su velero Pangea.

En tanto, el mítico todoterreno Clase G de Mercedes-Benz también ha encontrado en Mike Horn al mejor embajador, pues sólo un vehículo con semejante legado puede acompañarlo a los lugares más recónditos de la Tierra. Pero la buena noticia es que la alianza entre estas dos marcas. no termina aquí.

Una pieza sustentable

El Panerai Submersible Mike Horn Edition es un reloj de buceo profesional, hermético que aguanta hasta una profundidad de 300 metros. Su caja especial de 47 mm de diámetro está elaborada en Eco-TitaniumTM, un material introducido por primera vez en el mundo de la relojería de alta calidad.

Las piezas fabricadas con EcoTitaniumTM son la caja, el dispositivo protector de la corona, el bisel y también el fondo, que tiene grabada la firma de Mike Horn y una imagen inspirada en las criaturas que habitan nuestros mares. La correa negra, ligera, fuerte y resistente, está fabricada con un material obtenido a partir de PET reciclado. Por su parte, el estuche especial, en el que se vende el reloj, está hecho también de materiales reciclados.

Una edición limitada

Por su parte, el Panerai Submersible EcoPangaeaTM Tourbillon GMT – 50 mm Mike Horn Edition es una edición especial y con producción limitada a cinco unidades. Fiel a su innovación en el desarrollo de materiales, la pieza está elaborada con el nuevo acero de alta tecnología EcoPangaeaTM. Compuesto por metal reciclado —procedente del eje motriz del Pangea, el barco de 35 metros de eslora de Mike Horn—, el material ha sido purificado, perfeccionado y finalmente moldeado en un extraordinario Submersible, el primero de la colección equipado con un tourbillon.

Resistente al agua hasta unos 300 metros de profundidad, el reloj incluye una correa de caucho negro y una segunda correa, también en color negro, con pespuntes de antracita y cierre de velcro, hechos de material PET reciclado. Una herramienta especial para cambiar las correas, un destornillador para retirar la hebilla y una caja de presentación de plástico también forman parte de esta edición especial.

Mercedes- Benz: compromiso con el ambiente

Para complementar estas piezas de relojería tan especiales, Mercedes-Benz sumó a la ecuación una prueba de manejo de su vehículo más ecológico y totalmente eléctrico. La nueva SUV EQC 400 hizo gala de sus atributos especiales, los cuales generan un manejo que raya en lo deportivo y un lujo sin comparación.

Lo anterior se debe a que EQC incorpora dos propulsores (uno en cada eje) para generar 308 kW (408 CV) y un torque de 750 Nm, entregando un desempeño equiparable al de un deportivo. Por su parte, la carrocería —con una forma entre SUV y Coupé— permite transportar sin problema hasta cinco pasajeros más equipaje, con un rango de hasta 417 km (WLTP).

Por si lo anterior fuera poco, este vehículo está alineado con la sustentabilidad. EQC es un auto hasta 85% reciclable y 95% reutilizable. Asimismo, cuenta con elementos elaborados con plástico recolectado de los océanos . Este modelo es, sin duda,  el primer paso de la marca hacia su meta de tener una huella de carbono neutral para 2039.

Y aunque la SUV maravilló a todos, la experiencia de manejo no podía estar completa sin probar la Clase G, el vehículo elegido por Mike Horn para explorar el planeta. Durante el camino hubieron subidas, bajadas, rocas y agua; sin embargo, el auto los superó todos los obstáculos y, además, le permitió a los participantes disfrutar de un paisaje maravilloso en medio de Valle de Bravo.

Ambas marcas han dado el primer paso hacia un futuro más consciente, pensado y sustentable en beneficio del planeta. Una prueba concreta de que el significado de lujo va más allá de lo que habíamos imaginado.

¿Te gustó esta nota? Suscríbete a nuestro newsletter aquí para tener acceso a todo el contenido de Travesías.

Fotos: cortesía Mercedes-Benz y Panerai.

***

También te recomendamos:
Manejar por las montañas de Utah con la Mercedes GLS 2020
El radiante reloj Panerai Luminor Marina se renueva
Museo Mercedes Benz: 130 años de innovación

Más Leídas

Ver Más