mayo 30, 2020
Museo Mercedes Benz: 130 años de innovación
Teresa Cristo

En el Museo Mercedes Benz se hace un recuento de 130 años de originalidad e impulso para reinventar el automóvil.

Es la única exposición que puede reproducir íntegramente los más de 130 años de la historia del automóvil, desde el primer día. Abrió sus puertas en 2006 y más de ocho millones de personas han venido hasta aquí para visitarlo. En una superficie de 16 500 metros cuadrados distribuidos en nueve niveles se muestran más de 160 vehículos y 1 500 objetos relacionados con los autos y a la marca.

Museo Mercedes-Benz

El monumental edificio del Museo Mercedes-Benz es obra del despacho neerlandés UNStudio van Berkel & Bos. Su concepción recuerda las hojas de un trébol y estructuras circulares superpuestas. El exterior está hecho con materiales usados en la construcción de automóviles: aluminio y vidrio. El vestíbulo interior está inspirado en la sutil espiral que forma la doble hélice del ADN, portadora del código genético. Esta concepción está íntimamente ligada a la visión de Mercedes-Benz: la originalidad y el impulso para reinventar una y otra vez el automóvil.

Museo Mercedes-Benz

Comenzamos la visita por el nivel 8. Un caballo bien conservado da la bienvenida a la sala “Pioneros” con una frase atribuida al emperador Wilhelm II: “Creo en el caballo. El automóvil no es más que un fenómeno transitorio”, la reflexión perfecta para ubicar al viajero en los últimos años del siglo XIX.

Museo Mercedes-Benz

Emoción es la sensación que causa entrar a la primera sala del museo. Al centro, una plataforma giratoria iluminada sirve como base para tres piezas. Se trata del primer motor de gasolina de alta velocidad —el Grandfather Clock, desarrollado en 1883 por Gottlieb Daimler y su colaborador Wilhelm Maybach— y los dos primeros automóviles del mundo. Uno de ellos tiene tres ruedas, su estructura es metálica de un color verde intenso con piso de madera y un asiento de piel. Se nota el motor de gas, que patentó Karl Benz en 1886. Es el primer automóvil con chasis y motor integrado. A su lado posa un espléndido carruaje color negro con acabados en piel y metales dorados en el que, también en 1886, Gottlieb Daimler instaló una versión desarrollada del motor que había desarrollado previamente con Maybach. Es el primer carro motorizado.

Museo Mercedes-Benz

Karl Benz, Gottlieb Daimler y Wilhelm Maybach estaban conscientes de su visión: el sueño de un vehículo que genera su propio poder motriz. Son los inventores del automóvil. Los viajeros enmudecidos continúan, paradójicamente, en un camino que desciende por amplias curvas hacia las seis salas “Mitos” subsecuentes, mientras van avanzando en años ordenados cronológicamente a través de la historia de la marca alemana. Entre sala y sala del Museo Mercedes-Benz se hace un recuento de acontecimientos relevantes como movimientos artísticos y sociales, deportivos, descubrimientos científicos, decisiones políticas y guerras para ilustrar con fotografías, carteles y objetos la evolución de la marca en el escenario internacional. Todo adquiere sentido.

Museo Mercedes-Benz

Estar aquí es un recuento imprescindible para los amantes de los autos y de la historia con la inevitable reflexión de lo que el hombre es capaz de hacer para seguir innovando con las bases del conocimiento del pasado.

Más Leídas

Ver Más