abril 2, 2019
El arte irreverente de Franz West llegó al Tate Modern
Diego Ávila

La retrospectiva del artista vienés ha llegado al Tate Modern, el museo que acaba de convertirse en el más visitado de toda Inglaterra

Franz West fue una de las principales figuras del arte del siglo XX. Su obra puede ser descrita como irreverente e irónica, pero también profundamente filosófica. Ahora, una gran retrospectiva del artista que buscó borrar las fronteras entre el arte y el público ha llegado al Tate Modern de Londres.

El artista, que nació en Viena en 1947, fue una de las figuras más influyentes en el arte contemporáneo. La exposición actual es la mayor y más completa revisión de su obra que se haya hecho. Incluye casi doscientas piezas que van desde sus primeros dibujos, hasta esculturas de gran formato. Fue organizada en conjunto con el Centro Pompidou, donde se exhibió el año pasado.

El enfant terrible del arte vienés contemporáneo

West fue conocido principalmente por su arte radical. Al crear sus piezas el austriaco pensó al público como un elemento activo que podía interactuar con las obras y desarrolló los llamados Passtücke (Adaptivos); pequeñas esculturas con las que los espectadores podían jugar. Estos ejemplares fueron de los primeros de este tipo en el siglo XX. Hay que destacar que aunque los Passtücke originales se han vuelto demasiado frágiles, la exposición incluye réplicas en las que los visitantes se pueden sentar o acostar. 

Franz-West-Passtucke

Personas interactuando con un “Passtücke”.

Asimismo este artista se caracterizaba por utilizar materiales ordinarios para sus obras tales como papel maché, poliéster, aluminio y alambre. Llegó incluso a incorporar objetos cotidianos como escobas, sombreros y una botella de whisky. Después de los Passtücke, West también se interesó en producir esculturas legítimas (expuestas sobre pedestales), esculturas urbanas de gran formato y mobiliario.

franz-west-esculturas

Esculturas “legítimas” de Franz West

La sede: la nueva ala del Tate Modern

La retrospectiva Franz West se expondrá en la nueva ala del famoso museo londinense. El Tate Modern se creó en el año 2000, fue el primer museo estatal, y su presencia transformó la central eléctrica de Bankside, esto provocó la regeneración local y la creación de un nuevo punto de referencia en el Támesis.

Recientemente el Tate se convirtió en la atracción más visitada de todo el Reino Unido con 5.9 millones de visitantes en 2018. Fue así el primer recinto londinense en recibir más visitantes que el Museo Británico en diez años. El éxito de la galería se ha atribuido a la inauguración de su nueva extensión, diseñada por el despacho suizo Herzog & DeMeuron, y a la realización de varias exposiciones sumamente taquilleras.

tate-modern-herzog-de-meuron

Exterior del Tate Modern (vía Deezen)

 

tate-modern-londres-herzog

Interior del museo

La exposición Franz West fue inaugurada el pasado 20 de febrero y estará abierta hasta el próximo 2 de junio.

Más Leídas

Ver Más