Una visita a la tumba de Ramsés VI... entre el desierto y el Nilo
agosto 20, 2020
Una visita a la tumba de Ramsés VI… entre el desierto y el Nilo
Diego Parás

La tumba de Ramsés VI, una de las más importantes del Valle de los Reyes en Egipto, era visitada por los romanos hace dos mil años y ahora puede ser vista sin salir de casa.

No muy lejos del Río Nilo, se encuentra —en medio del desierto— el Valle de los Reyes. Con más de 60 sarcófagos, este es uno de los sitios arqueológicos más importantes de la antigua civilización egipcia. Uno de esoso lugares que todos los años es visitado por los buscadores de historias de todo el mundo. Y aunque la experiencia de viajar ahí no se compara con nada, ahora es posible conocer algunas tumbas desde casa. Recientemente se abrió la posibilidad de recorrer la tumba de Ramsés VI, marcada en el mapa del valle como kv9.

Como parte de la campaña Egypt From Home. Stay Home. Stay Safe (Egipto desde casa. Quédate en casa. Quédate a salvo), el gobierno del país africano busca acercar a la gente de todo el mundo a sus maravillas históricas. Una de ellas es la tumba del quinto faraón de la Dinastía XX de Egipto.

Kv9 o la tumba de Ramsés VI

Con una longitud de 116 metros de largo y 30 siglos de historia, la tumba de Ramsés es una de las más grandes en todo el valle y una de las más importantes. Es tan vasta que tan sólo hace un par de años, investigadores polacos encontraron ahí alrededor de mil “grafitis” en las paredes de la tumba de más de dos mil años de antigüedad que se cree que fueron hechos por romanos de alto estatus social. Algunos de los mensajes dictan “visité y no me gustó nada excepto el sarcófago”, “la admiré” y “no puedo leer los jeroglíficos”.

Fotografía de 1870 – 1890 de la tumba de Ramsés VI. Cortesía Rijksmuseum

Aunque el sarcófago era conocido desde la antigüedad, y su acceso ha permanecido abierto a lo largo de por lo menos los últimos dos mil años, las primeras excavaciones formales se realizaron hasta 1888 cuando G. Daressy hizo una limpieza del interior. Por mucho tiempo, los egiptólogos centraron sus investigaciones en esta tumba, sin saber que a unos cuantos metros estaba la de Tutankamón, que se descubrió hasta 1922 gracias al trabajo de Howard Carter.

El recorrido virtual

 

Gracias a la iniciativa del gobierno egipcio, podemos recorrer este espacio (entre otros) sin salir de casa. El objetivo no es sólo acercar a la gente a su cultura e historia, sino inspirar a que los viajeros elijan a Egipto como su primer destino, una vez que vuelva a ser seguro desplazarse.

El recorrido virtual es espectacular. Mientras uno recorre el pasillo que lleva a la cámara principal de la tumba, puede contemplar las paredes cubiertas de murales ilustrados por jeroglíficos (esta herramienta de Google ayuda a entender este antiguo sistema de escritura). Por su parte no hay que dejar de voltear hacia el techo que cuenta con pinturas de motivo astronómico, una de las más bellas de todo el valle.

Una vez en la cámara final, donde se encuentra el sarcófago, uno puede entender por qué valdría la pena soportar las grandes filas de turistas, y las altas temperaturas del desierto para ver este lugar. Por fortuna, ahora lo podemos disfrutar desde la comodidad de nuestro hogar y con una vista privilegiada sin ninguna otra persona y sin límite de tiempo.

***

También te recomendamos:

¿Por qué viajar a Egipto es más fácil que nunca?
¿Cómo visitar las tumbas de Egipto sin salir de casa?
Egipto inaugurará el museo de arqueología más grande del mundo (y lo podemos conocer desde ahora)

Más Leídas

Ver Más