mayo 8, 2020
Viajar no es cuestionable. La pregunta es cómo…
Redacción TravesíasPor Antonio López de Ávila / Fotos: Coke Batrina

La única certeza es la incertidumbre. No hay forma de dibujar escenarios futuros de cómo vamos a viajar.

La única certeza es la incertidumbre. No hay forma de dibujar escenarios futuros. El impacto del COVID-19 ha modificado extraordinariamente el comportamiento de los ciudadanos y, por ende, de los turistas. Las reglas del juego han cambiado y lo peor es que aún no se sabe muy bien cuáles serán. 

Lo que sí está claro es que el mantra del nuevo turismo será: “¡Viajar es divertido, seguro y saludable!”Veremos campañas de promoción con mensajes claros y directos sobre la seguridad e higiene del viaje, del alojamiento, de la experiencia. 

¿Cuál será el papel de la tecnología en la recuperación del turismo?

Pues quizá su mayor aportación podría ser el llamado “pasaporte de inmunidad”. Será una herramienta imprescindible para poder avanzar garantizando la seguridad de los viajeros. Una certificación de inmunidad legal y válida, emitida en formato digital por centros homologados, imposible de falsificar… ¡ Todo en el wallet de nuestro móvil! 

Informar de nuestra situación de inmunidad al comprar el boleto de avión permitirá a aeropuertos y compañías aéreas crear un fast-track para los inmunes, gestionando las colas y la ocupación en los aviones de una manera mucho más eficiente. Esto será cuestión de meses, hasta la aparición de la vacuna; pero cuando hablamos de pérdidas millonarias de las compañías aéreas cada día, una mejor gestión de la capacidad del avión podría suponer la supervivencia de una industria global que nos brinda a todos la oportunidad de descubrir el mundo con cada viaje.

La nueva normalidad se presenta aún algo confusa. La iremos inventando a medida que se nos plantean los retos.

Iremos innovando, ahora por pura necesidad. Y necesitamos comunicarlo muy bien para que el mensaje llegue alto y claro al nuevo turista post-coronavirus, más digitalizado que nunca y muy exigente con la seguridad y la higiene en cada paso de su viaje.

Será necesario que todas las compañías incluyan estas nuevas políticas de salubridad en sus webs en apartados muy claros. Y, por qué no, también sus políticas medioambientales (huella de carbono, gestión de residuos…). El planeta nos importa, ¡y mucho!

Antonio López de Ávila

Académico del IE en España y experto en innovación en turismo, es Presidente-Consejero Delegado de Tourism Data Driven Solutions (TDDS), empresa global de consultoría estratégica en tecnología, innovación y turismo, con el objetivo de ayudar al sector público y privado global en la necesaria transformación digital del turismo. TDDS cuenta con oficinas en España, México y China.

Más Leídas

Ver Más