marzo 26, 2018
5 tips para proteger tu piel en la playa
Fernanda López Díaz

¿Te esperan unos días de playa? Disfrútalos al máximo sin descuidar tu piel. Estos consejos son clave para lograrlo.

Elige un filtro solar adecuado
No basta con comprar filtro solar; hay que saber cuál elegir y cómo usarlo. El primer paso es elegir el factor de protección solar (FPS ó SPF) adecuado. Las pieles muy claras –es decir, que se queman mucho y se broncean poco– deben usar al menos una protección de entre 30 y 50, mientras que las pieles de tonos medios –que se queman poco y se broncean fácilmente– pueden sobrevivir con un SPF de entre 15 y 30. Las personas con tonalidades más oscuras –que no se queman y obtienen una pigmentación bronceada con facilidad–, en cambio, podrían usar un SPF de entre 2 y 1o.

No olvides reaplicarlo
El segundo paso es saber cada cuánto aplicarlo. Para empezar, debes hacerlo entre 20 y 30 minutos antes de exponerte al sol, para que tu piel pueda absorberlo adecuadamente. Con el paso del tiempo, la protección disminuye, así que debes reaplicar constantemente. Las reglas para hacerlo son muy simples: si sudas o te metes a alguna alberca, al mar o a una regadera, reaplica el filtro inmediatamente. Si mantienes la piel seca, hazlo cada dos o tres horas; mientras más fuerte sea el sol, menos tiempo debes dejar pasar.
Si usas maquillaje, es mejor que cuando reapliques en la cara uses un bloqueador mineral en lugar de uno químico, pues crea una barrera más fuerte. El maquillaje deja un residuo en la cara, que dificulta la absorción de filtros químicos.

Toma descansos
No pases más de 45 minutos seguidos en el sol. Una hora en la playa debería de incluir un break de 15 minutos en la sombra. Esto hará que el impacto de la intensidad del sol sobre tu piel disminuya y que el riesgo de quemadura sea menor. Sin embargo, también hace que tu bronceado sea más saludable y dure más tiempo.

Mantente hidratado
Podrá ser un consejo muy básico, pero es uno de los puntos más importantes. Toma agua, aun si no tienes sed, para evitar que tu nivel de hidratación disminuya. Mantener un nivel adecuado no es tan difícil como parece. Para lograrlo, los snacks pueden ser tus mejores aliados. Además de tomar agua, lleva contigo botanas como pepino, fresas, sandía, melón, duraznos y piña. Estas frutas tienen entre 87% y 96% de agua, por lo que serán tus mejores aliadas.

Consume antioxidantes
Los antioxidantes protegen a la piel contra los rayos UV y pueden reducir el impacto del sol en hasta un 20%. Este efecto es retardado, por lo que tu consumo de estas sustancias debe comenzar semanas antes de ir a la playa. Para lograrlo, aumenta tu consumo de hojas verdes, moras, cacao y alimentos naranjas, rojos y amarillos.

***

También te recomendamos:
Cinco “playas mágicas” en México
Playa y plata en un fin de semana

Cinco playas desconocidas para disfrutar en pareja

 

 

 

 

 

 

 

Más Leídas

Ver Más