agosto 27, 2020
La Orquesta Imposible: la nueva creación de Alondra de la Parra
Redacción Travesías

La directora de orquesta mexicana hace un homenaje a Arturo Márquez con esta pieza, gestada y realizada desde la distancia.

En la sala no cabe un asistente más. La directora de orquesta Alondra de la Parra entra en escena con un simple conjunto negro y el espacio estalla en aplausos. Se aproxima al estrado frente a una multitud de músicos sentados estratégicamente. Hace un ademán con la mano izquierda, suave pero determinante. Un segundo de silencio. Con la batuta lista en la mano derecha, mira a la orquesta y comienza la música. 

Esta era la normalidad para la directora, pero como para todos, la pandemia interrumpió su ritmo de trabajo. Y entre la pausa de la cuarentena ideó una manera no sólo de hacer música, sino de ayudar, a través de ella, a las personas que han sufrido económica, social y sanitariamente las secuelas del COVID. Y así fue como nació La Orquesta Imposible.

De la Parra se dio a la tarea de reunir a los talentos más aclamados de la escena de la música clásica contemporánea. Así, juntó a 30 músicos provenientes de 14 países diferentes y especialistas en toda clase de instrumentos, desde trompetas hasta percusiones y oboes. El resultado fue una interpretación novedosa de Danzón No. 2una canción creada por el compositor sonorense Arturo Márquez.

alondra de la parra

Alondra de la Parra. Foro: Steven Pisano / Wikimedia Commons.

Cómo se armó La Orquesta Imposible

Después de largos días de trabajo en que los músicos grabaron sus respectivas intervenciones musicales por separado, en seis ciudades alrededor del mundo, siguió una minuciosa labor de edición que se llevó a cabo en Berlín en los estudios de Deutsche Welle. El resultado es un emotivo video de casi 15 minutos, publicado el 25 de agosto, donde las siluetas de personas y los contornos de los instrumentos se mueven al ritmo de Danzón No. 2 delante de un fondo negro.

Las tomas se dividen, se funden; instrumentos se combinan, luego vienen algunos solos. Un espacio para los instrumentos de cuerda –violines, chelos, contrabajos–, otro para los de aire –flautas, clarinetes, oboes–. Se puede reconocer a la misma Alondra de la Parra tocando el piano o al tenor Rolando Villazón a cargo de las percusiones. La iluminación recae sobre los artefactos, pero también relucen los rostros de los músicos, inspirados, concentrados, y dejándose llevar por una melodía que solo escuchan terminada en su cabeza.

Sin embargo, La Orquesta Imposible también cuenta con un número de baile. Es la prima ballerina Elisa Carrillo quien aparece entre escenas musicales –cubierta por un vestido airoso color morado con blanco que contrasta con la vestimenta negra de los músicos– para ejecutar una coreografía elaborada por el reconocido Christopher Wheeldon especialmente para esta ocasión.

La música como forma de ayudar

La intención de La Orquesta Imposible es recaudar fondos que son destinados a dos asociaciones empeñadas en en bienestar de las mujeres y niños en México en medio de la crisis provocada por la pandemia: Fondo Semillas Save The Children México. Hasta ahora se han recaudado más de siete millones de pesos, pero en estos casos altruistas, nunca es suficiente. A propósito de esto, el próximo viernes 4 de septiembre se organizará una gala virtual que también fungirá como jornada de donaciones en la que todo el público podrá destinar cualquier cantidad de dinero a las buenas causas de ambas organizaciones.

Para más información y donaciones, pueden visitar la página web de La Orquesta Imposible.

la orquesta imposible

Cartel: cortesía La Orquesta Imposible.

¿Te gustó esta nota? Suscríbete a nuestro newsletter aquí para tener acceso a todo el contenido de Travesías.

Foto de portada: cortesía

***

También te recomendamos:
Para dar esperanza, Yo-Yo Ma toca en twitter durante la cuarentena por coronavirus
Un concierto en línea de Omara Portuondo en La Habana (para subir los ánimos)
El nostálgico concierto de cuerdas en Barcelona para dos mil 292 plantas

Más Leídas

Ver Más