noviembre 7, 2019
El impresionante hallazgo de más de 800 huesos de mamut en el centro de México
Paola Gerez Levy

Con esto, Tultepec, el sitio del descubrimiento, entra a la lista mundial de “Megasitios de Mamut”.

En cuanto a sitios arqueológicos, los más antiguos a los que podemos acceder son a aquellos que fueron habitados por los olmecas.Esto se debe a que esta civilización es considerada la primera cultura mesoamericana, y sin embargo más allá de los múltiples grupos  que se establecieron en este lugar del mundo, es correcto afirmar que la vida en el territorio nacional se remonta milenios atrás, pues arqueólogos del INAH acaban de encontrar en Tultepec, Estado de México, restos óseos de mamuts de hace aproximadamente 15 mil años.

Después de 10 meses de cuidadosa excavación que se realizó entre arcilla, lodo y ceniza volcánica, se encontraron 824 huesos de mamut que corresponden a 14 animales. El hallazgo se compone de minúsculos fragmentos óseos; vértebras, cráneos, costillas, fémures y colmillos de dimensiones masivas. Además, para sorpresa de los investigadores, también aparecieron restos de osamenta de caballo y de camello.

Lo que más llamó la atención de los expertos fue la posición en la que se encontraron los huesos. Los restos estaban sedimentados en espacios cuya formación no es natural; es decir se encontraron en dos pozos escarbados verticalmente en la tierra que supuestamente fueron cavados por los habitantes de la región para usarlos como trampas y capturar a estos inmensos cuadrúpedos. De acuerdo a los especialistas para cazar, las antiguas tribus que vivían en México se juntaban en grupos de de entre 20 y 30 personas para separar a uno de los mamuts de su manada. Después conducían al animal con antorchas y flechas hacia dichos hoyos, cita profundidad era de 1.70 y un diámetro de 25 metros.

mamuts en méxico

Las marcas de las trampas están perpendiculares a las líneas naturales del sedimento. Foto: Edith Camacho/INAH

Una gran aportación a la ciencia y a la historia

El hallazgo en Tultepec nos dice mucho acerca del poco conocido arte de cazar estos masivos animales. Si bien en los libros de texto muchas veces se alude a que esta práctica se realizaba sólo en charcos de lodo, ahora podemos tener por seguro que su captura no era circunstancial sino planeada y se llevada a cabo estratégicamente. Además, este descubrimiento refuerza la hipótesis de que las trampas para mamuts realmente existen, ya que hace un tiempo aparecieron en Japón  agujeros similares.

No es la primera vez que se encuentran huesos de animales prehistóricos en esta localidad (no por nada Tultepec es sede del Museo del Mamut), pero sí es la vez que más restos óseos se han hallado. Esta gran cantidad de restos de mamuts es suficiente para que el sitio se incluya en la lista internacional de Megasitios de Mamut, la cual está protagonizada, en su mayoría, por localidades del norte y el este de Europa.

mamuts en tultepec

Los huesos se cubren en yeso para su conservación y transporte. Foto: Edith Camacho/INAH

El papel del clima en la migración de mamuts

En el pasado, la región de Tultepec formaba parte del lago de Xaltocan. Sin embargo, hace 15 milenios durante una devastadora glaciación provocó que el agua se almacenara en en las montañas, bajando del mar y secando lagos (como el de Xaltocan, que se convirtió en una enorme llanura propicia para trabajar la tierra).

Ahora bien, es posible creer que si los pobladores mesoamericanos, del periodo del Pleistoceno, cavaban trampas para mamuts era porque abundaban. La explicación de esto es una enorme erupción que hizo el volcán Popocatépetl hace 14,700 años. Debido al exceso de ceniza en el aire que provocó esta catástrofe, los animales y las tribus migraron hacia el norte y cruzaron Tultepec.

restos de mamuts

Foto: Edith Camacho/INAH

¿Te gustó esta nota? Suscríbete a nuestro newsletter aquí para tener acceso a todo el contenido de Travesías.

Foto de portada: Edith Camacho/INAH.

***

También te recomendamos:
Encontraron en Mérida un cenote con fósiles de hace 20 millones de años
En estas cuevas están las pinturas más antiguas de la humanidad
Jirafas, elefantes y leones: así son las nuevas monedas de Kenia

Más Leídas

Ver Más