julio 9, 2020
El próximo Patrimonio de la Humanidad de la Unesco en México podría estar en Tlaxcala
Diego Parás

El proceso para postular al Ex convento de San Francisco en Tlaxcala como un nuevo Patrimonio de la Humanidad en México continúa después de una pausa provocada por el COVID-19.

Hay más de mil sitios que son considerados Patrimonios de la Humanidad por la Unesco en todo el mundo. Ganarse un lugar en esta lista no es tarea fácil; los sitios nominados deben tener un valor universal que trascienda las fronteras y deben ser de interés general para las generaciones presentes y las que están por venir. En México, el siguiente patrimonio en obtener este reconocimiento podría ser el Ex convento de San Francisco en Tlaxcala. 

El país cuenta con 35 sitios que la Unesco considera dignos de preservarse (lo que lo vuelve en el país con mayor número de estas distinciones en todo el continente americano). A lo largo del territorio hay 27 históricos, seis naturales y dos mixtos; además de cinco Patrimonios Culturales Inmateriales.

En febrero de este año, el gobernador de Tlaxcala entregó los papeles correspondientes en la sede de la Unesco en París, para someter al ex convento de San Francisco a votación.  El expediente técnico entregado contiene un plan de gestión y ocho anexos digitales que respaldan la investigación histórica que fundamentan su postulación. La decisión de incluir o no al ex convento en la prestigiosa lista se vio interrumpida por la crisis sanitaria del COVID-19, pero el INAH afirmó que la solicitud ha sido completada, lo que da pie a que el proceso continúe.

Ex convento de San Francisco

Construido entre 1537 y 1540, el ex convento alberga a la catedral y al museo regional de la capital del estado más pequeño de México. A diferencia de la mayoría de las catedrales del país, esta no tiene cúpulas. Su estructura es de una sola nave y cuenta con un techo a dos aguas que en su interior presume uno de los trabajos más finos de madera de estilo mudéjar en el país, parte por la cual el gobierno quiere que se le reconozca como Patrimonio de la Humanidad. Su valor histórico radica, entre otras cosas, en que es uno de los cuatro primeros monasterios construidos en el continente y fue sede del primer obispado de la Nueva España. 

El Museo Regional de Tlaxcala es uno de los mejores sitios para entender el papel que tuvo este Estado heredero de la civilización tlaxcalteca, clave en la historia del país. Otra parada importante para hacer un recorrido por la historia de la región es el Palacio de Gobierno. A pocos minutos caminando del ex convento, este edificio alberga una serie de murales del artista tlaxcalteca Desiderio Hernández Xochitiotzin que sintetiza la historia del Estado. 

***
También te recomendamos:

Más Leídas

Ver Más