junio 8, 2018
El mundo tras los ojos de Anthony Bourdain
Redacción Travesías

En homenaje a su trayectoria reunimos algunos de los momentos que disfrutamos a su lado.

Nos duele, sí, porque aunque no entendemos las razones que llevaron a Anthony Bourdain a tomar una decisión final lo conocimos como un eterno viajero y amante de la gastronomía. Los miembros de esta redacción estamos de acuerdo con que sus múltiples programas eran una eterna lección de las culturas del mundo, las entendía y después se las comía. En homenaje a su trayectoria reunimos algunos de los momentos que disfrutamos a su lado y que nos llevaron a entender el mundo desde un punto de vista culinario.

– Cuando nos llevó a saber más de un clásico de Chicago: la pizza deep dish.

– En Vietnam reveló uno de los lugares que lo hacían feliz: los bowls callejeros elaborados con una base de arroz y diversos ingredientes locales.

– Nos demostró una forma muy singular de cocinar con hashish en Marruecos.

– En Irán esquivó los mejores restaurantes y fue directo a las casas, donde preparan recetas muy arraigadas a su herencia culinaria.

– No sólo fue a lugares exóticos, también en viajó a México y le presentó al mundo nuestros secretos gastronómicos, como cuando estuvo en Oaxaca para aprender sobre la cocina zapoteca.

– Y cuando se enamoró de La Guerrerense, en Ensenada, y platicó con doña Sabina.

Justo esta semana publicamos una nota anunciando que impartiría cursos en Islas Caiman, a los que cualquier viajero podía asistir. Ya no ocurrirán, descansa en paz.

Tal vez te interese:

Bourdain Market
La gastronomía en 2050
Las nuevas caras de la gastronomía

 

Más Leídas

Ver Más