Coco: el conejito que viajó en business class usando corbata
febrero 20, 2020
Una coneja gris viajó a Kioto en business class (y tenía corbatín)
Frida Méndez

Durante todo el vuelo se la pasó explorando su asiento y comiendo nueces.

Viajar de San Francisco a Japón implica estar 11 horas encerrados en una cabina y sí, hay que decirlo, no todos los pasajeros aguantan tanto tiempo sin la necesidad de caminar o tomar aire fresco. Para quienes se quejan de los periodos largos, se demostró que la paciencia es universal y que todo mundo puede ser buen pasajero si se lo propone.

Recientemente, uno de los pasajeros de un vuelo de United Airlines fue una coneja gris, tan esponjosa y suave que parecía el personaje icónico de Alicia en el país de las maravillas. El animal estuvo por horas y horas disfrutando de las comodidades de Business Class e involuntariamente, llamó la atención de todas las personas a bordo.

El conejito iba vestido con un cuello de camisa y un moño

Después de vivir por tres años en San Francisco, Takako Ogawa decidió regresar a trabajar a Kyoto. Para esta nueva época se vio obligado a mudar toda su vida de regreso a Japón, y esto incluía llevar consigo a su pequeña mascota: Coco. Hay que destacar que esta no fue la primera vez que la coneja volaba, ya en 2015 lo había hecho en una bodega de carga.

conejito que viajó en business class

Foto: Takako Ogawa

conejito que viajó en business class

Foto: Takako Ogawa

Esta vez Ogawa no quiso que se fuera lejos de él, ya que Coco (con ocho años) está muy grande para viajar con los demás animales que iban en el vuelo y se podría poner ansiosa. Por eso, decidió registrarla como un animal de apoyo emocional y pagó 100 dólares para que lo acompañara en la cabina.

Coco: un pasajero de primera clase

Una vez que el avión despegó, y como la silla de al lado resultó estar desocupada, la conejita aprovechó la oportunidad para volar en un asiento con ventanilla. Durante todo el trayecto, Coco se comportó muy bien; estuvo tranquila, pero curiosa; no paró de olfatear las almohadas y su propio cubículo, aunque Takako no le permitió recorrer el resto del avión.

Foto: Takako Ogawa

Foto: Takako Ogawa

La pasajera llamó la atención de las sobrecargos quienes, al ver lo formal que iba con su moño negro, le llevaron un platito de nueces e incluso le dejaron olfatear un poco de Champagne. Aunque este vuelo ocurrió a finales de 2018, las fotos de Coco apenas se hicieron virales. Y es que , ¿pueden imaginarse algo más tierno que esto?

¿Cómo viajar con tu mascota en México?

Dado que cada vez es más común que las personas quieran viajar con sus animales, hoy en día es mas sencillo volar con una mascota; eso sí, antes de  ir al aeropuerto con un acompañante hay que seguir al pie de la letras las instrucciones y direcciones que tiene cada aerolínea. Esto, para que los dueños como los animalitos estén lo más cómodos posible.

Foto: Takako Ogawa

En México, por ejemplo, ya hay varias aerolíneas que permiten viajar con mascotas en la cabina si pesa menos de 7 kilos en aviones chicos, o 9 en aviones grandes. Si la mascota no cumple con estos requisitos no podrá volar en cabina, pero aún está la opción de que vuele documentado, siempre y cuando su peso esté entre los 25 y 50 kilos y en su jaula.

Sigue a Travesías en Twitter, Instagram y Facebook

***

También te recomendamos

Algo sobre los cuantiosos (y tiernos) gatos de Marrakech
Tu próximo trabajo podría ser en este santuario de gatos en Grecia
El exótico dragoncito mexicano (y otras razones para ir al Pico de Orizaba)

Más Leídas

Ver Más