México

Sureste >< Mérida >< Personajes

De las lluvias de la Ciudad de México al calor de Mérida

Para muchos, la pandemia representó una oportunidad para replantear la manera como vivimos y dónde lo hacemos. Buscamos a cinco personajes para los que el cambio de ritmo no sólo fue el momento perfecto para buscar mayor contacto con la naturaleza y desarrollar nuevos proyectos, sino para encontrar un hogar fuera de la Ciudad de México. Esta es la historia de José García.

Guías de México
en Travesías

José García se dedica a diferentes cosas, pero principalmente está involucrado en temas y proyectos de arte. Creció en Monclova, Coahuila, y en los dosmil se mudó a la Ciudad de México, donde trabajó en las revistas de culto Celeste y Babybabybaby, y fundó su primera galería, Proyectos Monclova. En 2015 fundó joségarcía, mx y poco después concretó su sueño de contar con un espacio de exhibición al aire libre con la apertura de la sede en Mérida.

¿Qué fue lo que te impulsó a dejar la Ciudad de México?

Fueron varios factores; crecí en el norte del país y tenía más de 15 años viviendo en la Ciudad de México, y aunque me encanta y ha sido muy importante para mí, nunca sentí un arraigo tan profundo. Así que, después del nacimiento de mi primer hijo, mi esposa y yo comenzamos a pensar en darle un cambio a nuestro ritmo y estilo de vida.

¿Por qué Mérida?

Estábamos seguros de que queríamos mudarnos, pero no sabíamos a dónde ir. Yo tenía desde tiempo atrás la idea de hacer un proyecto de una galería al aire libre en algún lugar; si bien no remoto, sí descentralizado. Analizándolo y visitando diferentes lugares en México, concluimos que Mérida era una buena idea. Parecía suficientemente distante y diferente no sólo en relación con la Ciudad de México, sino también con resto del país. Nos encanta su arquitectura y sus alrededores, pero, sobre todo, notamos que mucha gente que nos parecía interesante se estaba yendo o pensando en ir a Mérida. De alguna forma, Mérida genera un interés particular en cierto tipo de personas y la convierte en un lugar potencialmente más cosmopolita comparada con otras ciudades fuera de la capital.

¿Cómo es vivir en Mérida?

En primera estancia, ¡hace calor! Pero eso es algo que disfruto mucho. Además de eso, la presencia de la naturaleza, que lo vuelve todo un poco más salvaje y te obliga a estar todo el tiempo más consciente del entorno natural. Otra diferencia es el ritmo en que pasan las cosas, que no es necesariamente más lento, sino que simplemente el tiempo se percibe diferente aquí. Todo cambia; tener el mar tan cerca es una delicia y pueden pasar meses sin que me tenga que poner un pantalón de mezclilla.

¿Cómo ha cambiado este lugar desde que te mudaste hasta ahora? 

Definitivamente ha cambiado, aunque el interés general de vivir en Mérida existe desde antes de la pandemia, en parte por el hecho de que Mérida está considerada como una de las ciudades más seguras de México y que tiene una buena calidad de vida. Sin embargo, Yucatán en general no es una tierra de oportunidades, es decir, no es un lugar con industria y ofertas de trabajo, por lo que una gran mayoría de las personas que deciden venir a vivir a Mérida en los últimos años lo hace gracias a que tienen la posibilidad de diseñar una forma profesional de subsistir económicamente o porque su trabajo les permite hacerlo desde cualquier lugar. Por eso mucha gente creativa está migrando hacia acá, incluyendo entre otros a artistas, cineastas, escritores. Eso para nosotros está buenísimo.

¿Qué proyectos has puesto en marcha aquí?

Cuando recién llegué, la mayoría de mi tiempo lo dedicaba a pensar y trabajar remotamente, pero también necesitaba tener algo más tangible aquí y poner parte de mi energía en el lugar, así que a partir de pláticas e ideas con algunos amigos comenzamos un proyecto cultural: Salón Gallos, que consta de una sala de cine, un espacio de exhibición, un wine bar, un restaurante, una tienda de diseño y próximamente una librería. Todo esto dentro de lo que fueron las bodegas de una empacadora de avena en el centro de Mérida. Aunque prácticamente arrancamos a la par de la pandemia y fue muy complicado sacarlo adelante, hoy funciona y estamos muy contentos con el resultado. En particular con lo que está generando en términos de comunidad.

Recomendaciones prácticas

Dónde dormir

Casa Puuc o rentar una casa en el centro (Airbnb).

Dónde y qué comer

Mis favoritos, aparte de Salón Gallos, son HON, Micaela Mar y Leña, Oliva, Néctar, Apoala y los tacos de lechón de La Lupita (Mercado de Santiago).

Una caminata

Las calles al sur del centro.

Un lugar para tomar un descanso

Las playas de Sisal, Celestún y el Cuyo

Un secreto local

WhatsApp a este número: 999 658 1678


Inspiración Travesías