enero 10, 2020
Escondido Oaxaca, una casona oaxaqueña del siglo XVIII (reinventada por Alberto Kalach–TAX)
Paola Gerez Levy

Escondido Oaxaca combina lo antiguo con lo nuevo a través del diseño y la decoración artesanal.

Una forma especial de adentrarse en la historia de las ciudades es a través sus construcciones antiguas. Esta fue la misión del nuevo Escondido Oaxaca, el hotel más nuevo de Grupo Habita. Este alojamiento se encuentra dentro de una casona que data de finales del siglo XVIII y abrió sus puertas en noviembre de 2019 después de un delicado trabajo de restauración y de la construcción de un edificio adyacente.

El encargado del proyecto fue Alberto Kalach–Taller de Arquitectura X (TAX), y Lucía Corredor, Cecilia Tena y Carlos Couturier estuvieron a cargo del diseño interior. Gracias a la participación de estos reconocidos despachos mexicanos, Escondido Oaxaca resultó ser una verdadera obra de arte en la que conviven lo antiguo y lo nuevo, lo artesanal y lo contemporáneo. Detrás de su fachada roja quemada y sus ventanas abarrotadas hay un oasis de diseño y artesanía que conserva la esencia de la capital oaxaqueña.

Escondido Oaxaca

Foto: @sergiolopezfoto / cortesía Grupo Habita

Esto se puede ver en sus 12 habitaciones, hechas con materiales como madera, palma y concreto, cuyos colores neutros crean una atmósfera de serenidad. Cuatro de ellas se encuentran en la casona, mientras que las ocho restantes están en el edificio nuevo. Y aunque todas cuentan con una cama king size y amenidades de baño orgánicas, cada una cuenta con detalles, decoración y mobiliario únicos.

Foto: @sergiolopezfoto / cortesía Grupo Habita

Por su parte, el restaurante del Escondido Oaxaca ofrece desayunos mexicanos y el resto del día lo mejor de la comida italiana en la urbe. Este establecimiento está abierto para visitantes y locales por igual y está dirigido por el chef ejecutivo Mario Petterino. El espacio está protagonizado por grandes ventanales que dan a una calle adoquinada. Ahí los comensales pueden probar algunas de las recetas tradicionales del Piamonte, una región al noroeste de Italia.

Para disfrute exclusivo de los huéspedes, en el último piso de la casona se encuentran un bar con un techo de pérgola, una alberca y un solárium para disfrutar del clima oaxaqueño.

Escondido Oaxaca

Foto: @sergiolopezfoto / cortesía Grupo Habita

Sin más, aquí les dejamos algunas recomendaciones hechas por la gente que trabaja en el hotel para aprovechar al máximo este alojamiento y tener una estancia perfecta.

Una habitación

De los tres tipo que existen, se aconseja reservar las habitaciones tipo Deluxe. Estos cuartos se encuentran dentro de las antiguas recámaras originales de la casona, cuentan con una cama king size y amenidades de baño orgánicas.

escondido oaxaca

Foto: @sergiolopezfoto / cortesía Grupo Habita

Personaje clave

Vicky, experta en gastronomía oaxaqueña, es una de las piezas fundamentales de la cocina. Ella prepara las salsas del desayuno que son un éxito entre los visitantes. 

Espacio público

El Culture Room es una zona tranquila y silenciosa que se pensó para ser un cuarto de lectura y un espacio de co-working. Se localiza en una habitación que hace siglos era el comedor de la casona, justo en frente del patio central.

escondido oaxaca

Foto: @sergiolopezfoto / cortesía Grupo Habita

Un detalle

Si uno se fija con atención podrá ver que en algunas de las paredes del hotel relucen frescos originales de la casona. Estos fueron recuperados durante los trabajo de restauración del edificio.

Algo imprescindible

Vale la pena aprovechar la ubicación céntrica del Escondido Oaxaca para salir a explorar la ciudad a pie. El Templo de Santo Domingo y el Jardín Etnobotánico están a tan solo 10 minutos caminando, mientras que la Casa de las Artesanías o el Museo de Arte Contemporáneo de Oaxaca (MACO) están a tres cuadras.

oaxaca

Templo de Santo Domingo.

Para comer

Los platillos obligados durante una estancia son el tasajo con queso fresco y frijoles para el desayuno, o los ravioles de carne y espinacas en salsa casera de pesto para la hora de la comida o la cena.

Una bebida

En una visita al bar se recomienda probar una fresca bebida de mezcal de limón con pepino.

¿Te gustó esta nota? Suscríbete a nuestro newsletter aquí para tener acceso a todo el contenido de Travesías.

Foto de portada:Foto: @sergiolopezfoto / cortesía Grupo Habita

***

También te recomendamos:
La Casa de las Perlas, el hotel más esperado de La Paz
Condesa DF, un referente en la colonia
El nuevo inquilino de Grupo Habita está en Chicago

Más Leídas

Ver Más