junio 10, 2014
México de exportación
Redacción Travesías

Talento mexicano sobra. Tanto que podemos darnos el lujo de exportarlo. 

 

Buscando nuevas oportunidades, estas dos diseñadoras llegaron a Nueva York, donde encontraron el mejor lugar para crear. Vuelven a su país cada vez que pueden, al final no es tan fácil olvidarse de México.

 

Sara Beltrán

Sara dejó México a los 18 años para irse a vivir a Roma y luego llegó a Nueva York para estudiar en el Fashion Institute of Technology, donde se quedó a trabajar. Actualmente está dedicada a la que será su nueva colección de joyería –su marca se llama Dezso–, y realiza el diseño de una vela junto con su amiga Alexa Rodulfo. Aunque extraña estar con su familia, dice que Nueva York le ha brindado todas las oportunidades para desarrollar su carrera. Ha pasado la mitad de su vida en Nueva York, y ahora viaja también cada mes a la India; vivió tres años en Jaipur, donde donde ideó su línea de joyería.

 

Sara y México

Siempre regresa porque ama México y extraña a la gente y su calidez. Sin embargo, cuando está de visita le fascina comprar artesanías huicholas o barro negro en los mercaditos y visitar Tulum. Además su país es una de sus principales inspiraciones (hasta tiene una pulsera mexicana en su colección de joyería).

 

Tres recomendaciones de insider:

Caminar por el High Line, comer en el Bar Pitti y recorrer la ciudad en bici para verla desde otro ángulo.

Conoce más de Sara en Dezso by Sara Beltrán

 

Alexa Rodulfo

“Oportunidades”, responde Alexa cuando se le pregunta qué le ha dado Nueva York. ella llegó hace ocho años, y desde entonces no ha parado de trabajar creando nuevas fragancias para su colección de velas Alexa Rodulfo Candle Collection (ahora está haciendo una para la tienda turca Beymen y para la boutique D’NA de Arabia Saudita) o como maquillista y peinadora para Vogue Latinoamérica y México, elle Turquía, Cartier o eventos con Ivanka Trump. También trabaja con fundaciones como Ricky Martin Foundation y A Ganar, un programa en Ciudad Juárez. Y por supuesto, le encanta vivir en Nueva York (¿a quién no?) porque es un punto con fácil acceso para llegar a cualquier parte del mundo.

 

Alexa y México

Cuando se le pregunta si volvería a México, ella dice que nunca se ha ido. en realidad, por su trabajo, viaja constantemente a México y a “su” Ciudad Juárez. Si pasa mucho tiempo fuera, busca una excusa, como un domingo familiar con la comida de su abuela. México le ha dado a Alexa su familia, y con ella los valores, el respeto, la pasión y el amor por lo que hace. Cuando viene a Ciudad de México, además de ver a sus amigos, va a museos, galerías, mercados, al centro.

 

Tres recomendaciones de insider:

Un día en Brooklyn: caminar por Williamsburg, comer en Cafe Colette, tomar algo en el Hotel Delmano, hacerte un corte de pelo (si eres hombre) en Tommy Guns y terminar en el cine Nitehawk Cinema cenando y viendo una buena película; ir a los restaurantes Indochine, ACMe, Sushi of Gari o Bottega del Vino.

 

Tip:

Su amiga Carole Sabas de Vogue París sacó la guía The Manhattan of Fashion Insiders: A Private & Friendly Guide, con recomendaciones de editores, celebrities, diseñadores y modelos, entre otros.

Conoce más de Alexa en Alexa Rodulfo

Más Leídas

Ver Más