Un paseo por MiMo, uno de los barrios más fascinantes de Miami
junio 9, 2021
Un paseo por MiMo
Rigo de la Rocha

Éste es un paseo visual por el nostálgico distrito MiMo (Miami Modern), nombrado así en honor al estilo desarrollado en la época optimista de los cuarenta y cincuenta.

Miami es un revoltijo. Por momentos, la mezcla de idiomas, gastronomía y culturas convive a la perfección (y a veces nadie entiende ni pío). En temas de arquitectura y diseño pasa lo mismo. En esta tierra ganada a los pantanos hay registro de muchos estilos de vida: desde los estudios de playa en el famoso distrito déco de South Beach y las mansiones californianas en Coconut Grove hasta los nuevos departamentos en rascacielos modernísimos en Brickell y Wynwood. Éste es un paseo visual por el nostálgico distrito MiMo (Miami Modern), nombrado así en honor al estilo desarrollado en la época optimista de los cuarenta y cincuenta.

Lo primero que vi durante mi recorrido por el famoso MiMo District, situado al este de Miami, fue el enorme letrero luminoso de Coppertone, que le da la bienvenida a otra época. Con algunos focos fundidos y algo venido a menos, el icónico anuncio —diseñado en 1975— pasó por varios lugares en el barrio y hoy se exhibe de manera permanente en el estacionamiento de un hospital para mascotas sobre Biscayne Boulevard.

Sin duda el hotel mejor restaurado de MiMo, el Vagabond representa esa combinación mágica del glamur retro con el exotismo tropical en Miami. Diseñado en 1953 por Robert Swartburg, el mismo arquitecto del hotel Delano y el Bass Museum de South Beach, el Vagabond es un ejemplo perfecto de la arquitectura Mid Century Modern de aquella época, cuando Biscayne Boulevard se conectaba con la famosa carretera A1.

Desafortunadamente, cuando se perdió la conexión con la A1, todos los moteles cayeron en crisis y la zona se volvió peligrosa. Gracias al esfuerzo de conservacionistas y empresarios, MiMo se mantuvo a flote y, en 2014, el Vagabond reabrió sus puertas como parte de la escena artística y cool de Miami. Sus camastros, jardines tropicales y el bar de la alberca me recuerdan la forma de vacacionar en otra era. Para completar la experiencia, acaban de abrir en el lobby —a manera de diner— Mr. Mandolin, una versión relajada del clásico restaurante mediterráneo Mandolin, uno de mis favoritos.

En MiMo se concentran unos 20 moteles originarios de la década de los cincuenta. Si bien algunos siguen operando, la mayoría ha perdido el encanto de cuando abrieron; sin embargo, todos conservan los letreros de la época, llenos de fantasía y simpáticas referencias espaciales. Visitarlos es como conocer una colección viva de los signs tradicionales estadounidenses.

Más Leídas

Ver Más