abril 25, 2019
En este desierto de Sonora entrenan los astronautas que irán a Marte en el 2030
Diego Ávila

Alberga un paisaje de cráteres y dunas que se formaron hace miles de años

La Reserva de la Biósfera de El Pinacate y el Gran Desierto de Altar es un sitio tan desconocido como increíble. Localizado en el estado de Sonora, tiene una extensión de 714,566 hectáreas. Este sitio conjuga dunas activas (de hasta 220 metros de altura) con cráteres volcánicos y una biodiversidad extremadamente rica con más de mil especies de flora y fauna.

Sus parajes son tan extremos, que en 2018 fueron utilizados como lugar de entrenamiento para los astronautas que llegarán a Marte en 2030. Aunque esta no es la primera vez que dicho páramo sirve para simular misiones al espacio. De 1965 a 1970 la NASA seleccionó El Pinacate –que se compone de 10 boquetes profundos– como sitio de adiestramiento para el programa Apolo.

reserva-de-el-pinacate-sonora

También se extiende por los territorios de la Baja California, Alta California y Arizona.

gran-desierto-de-altar-sonora

Erupciones, volcanes y lagos

Los cráteres volcánicos de esta reserva son conocidos como maarcaracterísticos por ser anchos y poco profundos. Estos hoyos se originan cuando el magma del subsuelo entra en contacto con  líquidos subterráneos. El agua se evapora y genera una presión de vapor tan fuerte que rompe la superficie y provoca una erupción en el terreno.

Los maares usualmente se llenan de agua y terminan como lagos, sin embargo, los de El Pinacate se desecaron, lo que permite que se pueda ver la forma del cráter en todo su esplendor. Aunque hay 10, El elegante y Cerro colorado son los dos más populares de la reserva.

crater-maar

Los científicos calculan que la última explosión tuvo lugar hace unos 11 mil años.

Un desierto lleno de vida

El sonorense es considerado el desierto con mayor biodiversidad en todo el mundo. Además de ser el más extenso de América del norte, su clima permite una frecuencia inusual de lluvias, por lo que aquí se encuentra una cantidad de vida que no se ve en otros ecosistemas parecidos. A la fecha se tienen registradas 540 especies de plantas, 44 tipos de mamíferos, 200 de aves y 40 de reptiles. Muchos de los animales que habitan ahí son especies endémicas tales como el berrendo sonorense, el murciélago magueyero y el pescador. Por su parte, la vegetación se compone principalmente de matorrales y sirve de hábitat para el borrego cimarrón.

berrendos-sonorenses

Berrendos sonorenses

turismo-sonora

Para visitar

Para llegar a El Pinacate, la localidad más cercana es Puerto Peñasco. En el Km 52 de la carretera Puerto Peñasco – Sonoyta se encuentra el museo Schuk Toak, que también sirve como  puerta de entrada para la Reserva. El recorrido total es de 80 km y se hace en aproximadamente tres horas. Es indispensable contar con auto.

visitar-el-pinacate-sonora

Museo y centro de visitantes Schuk Toak

La Reserva de la Biósfera de El Pinacate y el Gran Desierto de Altar es uno de los seis sitios naturales mexicanos catalogados como Patrimonio Mundial por la UNESCO. Los otros cinco son  Sian Ka’an (Quintana Roo), el santuario de ballenas de El Vizcaíno (Baja California Sur), las islas del golfo de California, la reserva de la mariposa monarca (Michoacán) y el archipiélago de Revillagigedo en el Pacífico.

Foto de portada de Santiago Arau

***

También te recomendamos:
La bienal de arte del desierto llegó a Coachella
El lobo gris mexicano (y otras razones para viajar al desierto)
Estos son los 35 Patrimonios de la Humanidad que hay en México

Más Leídas

Ver Más