julio 2, 2019
Bruselas: Art Nouveau y edificios con flores de hierro y vidrio
Diego Ávila

La capital belga alberga uno de los principales acervos de arquitectura “art nouveau” de todo el mundo

A pesar de ser la sede tanto del gobierno de Bélgica como de la Unión Europea, Bruselas goza de una fama tan gris como su clima. Los viajeros usualmente llegan a la capital belga sólo para hacer una escala y encaminarse a los encantadores pueblos de Brujas y Gante. Sin embargo, detrás de toda la bruma se esconde una cara tan fascinante como acogedora, ya que la ciudad cuenta con uno de los más grandes y mejores acervos de arquitectura art nouveau en todo el mundo.

Fue en esta urbe donde uno de los principales exponentes de este estilo vivió y trabajó: Victor Horta. Este artista diseñó una multitud de residencias en Bruselas que, aunque hoy en día pasan inadvertidas en las calles de la ciudad, esconden interiores preciosos llenos de detalles minuciosos.

Un nuevo arte para una nueva era: el “Art Nouveau”

El siglo XIX europeo estuvo lleno de corrientes arquitectónicas que buscaban revivir estilos de épocas pasadas, como el neogótico, el neorenacentista o el neoclásico. Sin embargo, nuevos materiales como el acero habían sido inventados, mientras que otros (como el hierro y el cristal) se producían en grandes cantidades gracias a la revolución industrial, y para aprovechar todas sus posibilidades se necesitaba un nuevo estilo.

big-ben-londres

El parlamento inglés: uno de los mejores ejemplos de neogótico en Europa.

estacion-de-metro-paris

Estación de metro diseñada por Guimard en estilo “Art Nouveau” en postal antigua.

El art Nouveau (arte nuevo en francéssurgió como una reacción y una búsqueda de hacer algo totalmente revolucionario por parte de las nuevas clases sociales de la época. Se caracterizó por usar líneas ondulantes y asimétricas que estaban inspiradas en formas vegetales; en flores y plantas altamente estilizadas.

El movimiento estuvo en boga principalmente entre 1890 y 1905, y aunque tuvo una vida corta y fue reemplazado por los movimientos de la vanguardia de principios del siglo XX, generó algunos de los ejemplos de la arquitectura y del diseño más oníricos y sensuales de la historia del arte.

diseño-grafico-art-nouveau

Ejemplo de gráfica “art nouveau”.

La insospechada capital del “art nouveau”: Bruselas

En 1893, Horta diseñó en la capital belga su primer edificio: la Casa Tassel. Gracias a su audaz e innovador diseño, pronto muchas de las familias burguesas de la época quisieron vivir en edificios del mismo estilo y la popularidad del art Nouveau creció con rapidez. En sus obras, Horta utilizó el vidrio y el hierro de una manera más ornamental que funcional, y logró combinar de un modo genial la estructura con la decoración.

casa-tassel-bruselas

Interior de la Casa Tassel donde los barandales se vuelven decoración.

El juego con la luz (tanto natural como artificial) es una de sus principales características. Interior de la casa Solvay. Bruselas, Bélgica.

Prácticamente todos los elementos de la construcción, de las baldosas del piso y hasta los picaportes de las puertas y los muebles, siguen las líneas del estilo. De esta manera, el edificio se convierte en una “obra de arte total” (gesamtkunstwerk en alemán). Y si bien algunos detalles llaman la atención desde la calle, es necesario entrar para poder apreciar que cada construcción de este estilo es un pequeño universo en sí, uno que además ofrece refugio del frío y grisáceo clima belga.

La mayor cantidad de inmuebles art nouveau se puede encontrar en el barrio de Saint-Gilles, y algunos de los mejores ejemplos de este estilo son la Casa Horta, la Fundación Frison Horta, la Casa Solvay, la van Eetvelde y el actual museo de los instrumentos musicales.

Fue tanta la influencia que tuvo este estilo, que en sus inicios la popularidad del Nouveau se expandió rápidamente por el resto de Europa, donde recibió diferentes nombres: Jugendstil en Alemania, Modernisme en Cataluña, Stile Floreale (o liberty) en Italia y Sezessionstil en Austria.

Fotografía antigua del interior de la Casa van Eetvelde. Bruselas, Bélgica

BANAD: El festival del “art nouveau” en Bruselas

Para valorizar su patrimonio, la ciudad de Bruselas decidió lanzar el Festival de Art Nouveau & Art Deco de Bruselas (BANAD). Cada año, durante  los fines de semana de marzo numerosos edificios, que usualmente están cerrados al público, abren sus puertas. Además de las visitas guiadas, se organizan recorridos, conciertos, conferencias, actividades para la familia y ferias de objetos de la época.

Museo de los Instrumentos Musicales. Bruselas, Bélgica.

Aunque la próxima edición tendrá lugar hasta el 2020, toda la información general del festival puede ser encontrada aquí. Mientras tanto, los pequeños universos burgueses del art nouveau siguen ahí, escondiéndose detrás de las fachadas grises, de la lluvia y la niebla que han hecho popular a Bruselas.

Sigue a Diego en Instagram.

***

También te recomendamos:
La fascinante ciudad modernista dentro de Barcelona
Lo que las Exposiciones Universales nos dejaron: 7 iconos mundiales
La carta de amor que Bruselas le hizo a Guanajuato

Más Leídas

Ver Más