octubre 31, 2014
Qué hacer en Basilea
Redacción Travesías

Algunos lugares para visitar además de admirar la espectacular arquitectura de esta ciudad.

Aunque es una ciudad de frontera, Basilea (o Basel) está en Suiza. El nivel de sus cuarenta museos es muy alto, usan mantas en las terrazas, el shopping es de una calidad aceptable y la naturaleza bruta está muy cerca. Además, se llega en transporte público al último rincón de la ciudad y del país.

Visitar el barrio de St. Alban, característico por sus saltos de agua y su encanto. Tomar un café o almorzar en la cafetería del Museo del Papel es también una buena idea.

Cruzar el puente de Mittlere y ver cómo es una calle más de la ciudad. Tomar fotos hacia los dos lados y prestarle atención al Rhin, rebosante de historia.

Tomar té, vino local frío o champagne en el Lobby Bar del hotel Le Trois Rois. Y, si somos afortunados, dormir ahí, donde tantos nombres importantes lo han hecho.

Comer schnitzel o salchichas en una taberna tradicional como Löwenzorn o Ackermannshöf. Olvidemos la cocina de vanguardia: aquí los carbohidratos y las proteínas mandan.

¿Y dormir? Las opciones de estética contemporánea son el Hotel D o el Kraft. Una alternativa curiosa es el hostel de St. Alban, uno de estos albergues juveniles que nos hacen olvidar todos los prejuicios.

Detenerse en el Café-Bar Elizabether, en la iglesia de Offene Kircher. Un lugar atípico para un capuchino.

Más Leídas

Ver Más