julio 16, 2018
Las Vegas a través de sus personajes
Diego ParásFoto: Ritta Trejo

Sin ellos, esta ciudad no sería la misma.

En un reciente viaje conocimos a algunos de los personajes de Las Vegas que hacen de esta ciudad toda una experiencia de viaje.

Zack Sisco: El lado musical de Las Vegas

Decir que Las Vegas nunca duerme es poco. La ciudad parece otra cuando es de noche: se encienden las luces, la gente sale en sus mejores galas, los bares se llenan y empiezan las funciones de los espectáculos. Sin embargo, hay un elemento que siempre está ahí: la música. De día o de noche, Las Vegas tiene un soundtrack constante: un concierto en vivo en Fremont Street Experience, los músicos en las banquetas del Strip —la avenida más famosa de la ciudad— o el ruido de las máquinas dentro de los casinos.
“El silencio es hermoso —dice a modo de broma Zack Sisco, gerente de la tienda de discos 11 th Street Records y oriundo de Las Vegas—. Tenemos una escena musical muy fuerte y mejora todo el tiempo. Hay mucho rock pero también hay buen hip hop; todos se apoyan entre todos… La gente se está volviendo más creativa, y ahora hay muchas cosas diferentes que nunca habría pensado que pegarían en Vegas.”
La tienda (que nada más vende vinilos) fue una de las beneficiarias de Downtown Project, una iniciativa que busca revitalizar el centro de la ciudad. En el mismo contexto surgió el festival Life is Beautiful, una de las muestras más importantes de la escena musical y del espectáculo fuera del Strip, del cual forman parte: “No sólo es una exhibición para la música, sino también para el arte. Creo que es algo muy bueno”.
Para encontrar el silencio, Zack —quien escucha de 40 a 50 horas de música a la semana— va a los parques que rodean la ciudad, como Red Rock, el Gran Cañón o Mount Charleston. Sin embargo, para escuchar música, fuera de las funciones principales, recomienda ir a The Bunkhouse, Fremont Country Club y Beauty Bar. Sus bandas locales preferidas son Dark Black y The Leak.

Daniel Mahovic: El lado coctelero de Las Vegas

Padre de dos hijos (de dos y tres años) durante el día, mixólogo por las noches. Daniel vive dos caras muy diferentes de Las Vegas. Es parte del enorme engranaje que hace que funcione una ciudad orientada a la hospitalidad: “Creo que es algo que mucha gente está olvidando, todo se trata de crear la experiencia para el invitado, entretener a alguien, darle ingredientes frescos con conocimiento y una historia detrás. Creo que se trata de hacer que la gente se sienta bienvenida, que los que han venido antes prueben los límites de lo que es nuevo para ellos y así, ojalá, quieran regresar”.
Mixólogo de Aria y Vdara, Daniel es el encargado de diseñar y supervisar los programas cocteleros de todos los restaurantes y bares de ambos hoteles. Inició su carrera en Atlanta y se mudó a Las Vegas en 2002 para dirigir The Laundry Room por aproximadamente seis años, una parada que les recomienda a los amantes de los cocteles artesanales, al igual que el bar Herbs and Rye. De sus creaciones sugiere probar The Woodsman: “Cuando lo preparo, pienso en una caminata en el bosque, en la naturaleza desde su perspectiva más terrosa, en tener tus manos en la tierra y oler vegetales y raíces”.
Daniel ha sido parte de la transformación en la mentalidad tanto del anfitrión como de los viajeros. Pasó de ser un servicio rápido a uno más personalizado y con historia: “Qué conocimientos hay detrás de lo que estás haciendo, qué ingredientes premium estás usando, si cuentas una historia con lo que haces”.
Aun con 16 años viviendo en Las Vegas, recomienda ver las fuentes del Bellagio: “Es una de esas cosas que en algún momento tienes que hacer”.

Jordan Raymond Brown: El lado gastronómico de Las Vegas

“Mucha gente no sabe que nuestra comida es genial, [los turistas] ven la ciudad únicamente como un lugar de atracciones.” Jordan Raymond Brown nació y creció en Las Vegas. Nunca se ha mudado y, sin embargo, conoce a gente de todo el mundo: “Intentamos juntar lo que es popular en todos lados en una sola ciudad para que todos alrededor del planeta vengan a verlo”.
Jordan, amante del futbol y la comida, es cocinero en Evel Pie, una de las mejores pizzerías de toda la ciudad —de donde recomienda pedir la pizza de barbecue Hog Heaven —, ubicada en pleno centro de Las Vegas. Para él, la diferencia entre el Strip y el centro radica en que “aquí tienes muchas cosas que son únicas en Las Vegas, y en el Strip tienes restaurantes, bares y negocios que hay en muchas otras ciudades; así que, si quieres probar algo nuevo, deberías venir aquí”. Tiene un sueño muy claro: tener su propio establecimiento, porque es fiel creyente de que la comida une a las personas.
Sentado de noche en el patio del restaurante no lo percibe, pero el calor en Las Vegas es el pretexto perfecto para refrescarse y Jordan aconseja hacerlo en los dos parques acuáticos de la ciudad: Cowabunga y Wet’n’Wild. Además, recomienda recorrer el Strip en las noches en las que hay peleas de box y vivir la experiencia completa de quedarse en un hotel, incluyendo clichés como ordenar servicio a la habitación.

Claudia Gámez: El lado excéntrico de Las Vegas

Esta ciudad tiene fama de que, al salir a sus calles, uno puede encontrar cualquier cosa. En el centro de la ciudad, caminar por Main Street —conocida como la calle de las antigüedades— es prueba de ello. “Esta propela [una hélice] que ves aquí es una de las más grandes que se construyeron, es una Samson Goliath de 1910. Nada más se fabricaron 30 de este tipo y es la única que he visto en Estados Unidos”, dice Claudia, dueña de Modern Mantiques, una de las tiendas de antigüedades más grandes de la ciudad.
Originaria de Guanajuato, México, Claudia se mudó a Estados Unidos con su esposo (de Portland, Oregon) y su hija. En 2008 empezaron a comprar objetos de sus vecinos: “Todas esas cosas que comprábamos de las casas las vendimos para empezar a mover el dinero. Poco a poco hicimos una línea y buscamos antigüedades, algo que nos gusta mucho. Jamás pensé terminar haciendo esto, mi carrera es completamente diferente, pero me encanta mi trabajo, hay mucha historia”.
Con más de ocho años viviendo en la ciudad, en los que ha visto la transformación de su barrio, Claudia puede —y lo hace— decir que es de aquí: “Creo que es raro que las personas que vivimos en Las Vegas vayamos a un casino o un bar en el Strip. Más bien, nos vemos en Downtown, Summerlin o en algún lugar cerca de Henderson”.
Relojes, disfraces, ropa, tocadiscos, figuras de G.I. Joe, discos, instrumentos musicales, objetos de la vida diaria de todas las épocas… “Di lo que se te ocurra y posiblemente te diga que lo tenemos o lo tuvimos”.

***

Tal vez te interese:

Una experiencia virtual en Las Vegas
Los museos de Nevada

Más Leídas

Ver Más