diciembre 19, 2018
La magia del Desierto de Atacama en el norte de Chile
Paula Bouchot

El lado mágico de la zona más árida del mundo.

Los paisajes que encontrarás en el desierto de Atacama parecen de otro planeta; imágenes que bien podrían ser el escenario perfecto para filmar alguna película de ciencia ficción.

Pero más allá de que se trate de la zona más árida del mundo, este lugar es majestuoso por sus montañas y toda su riqueza natural, lo que le brinda una energía sin igual.

Antes de que este destino turístico se convirtiera en un imperdible, ya era considerado como un lugar de culto para los viajeros aventureros y poco convencionales.

Desierto de Atacama

Como conocer el desierto

Desde hace tiempo, varias agencias organizan excursiones y actividades que hacen de este recorrido algo único. Muchas de éstas ofrecen practicar sandboard en las dunas, ascensiones a los volcanes, visitas a la laguna Cejar y a la laguna Piedra, expediciones nocturnas ―que por sus condiciones ambientales es ideal para ver miles de estrellas a simple vista y con ayuda de los telescopios observar galaxias―.

Pero una de las visitas obligadas, ya sea contratar un tour o rentar un auto y hacerlo por tu cuenta, es al valle de la muerte y al valle de la Luna. Éste es un valle volcánico que se encuentra a tan sólo cinco kilómetros del centro de San Pedro. Aquí lo primero que hay que hacer es ir a ver la vista desde la Piedra del Coyote, en este punto se logran ver los volcanes y la cuenca del Salar de Atacama; después, entrar al Valle y visitar la cueva de sal, las estatuas de sal “las Tres Marías” y cerrar con uno los atardeceres más impresionantes desde la Gran Duna.

Desierto de Atacama

El pueblo de San Pedro es el punto de partida de muchos de los diferentes recorridos, debido a que está rodeado de reservas naturales, como los géiseres de Tatio, las termas de Puritama, la reserva nacional Los Flamencos, ruinas arqueológicas y el valle del Arcoíris; pero, además, este pequeño rincón del norte de Chile también está cargado de misticismo y una energía muy peculiar, por lo que vale la pena caminar por sus calles y dejarse sorprender por sus construcciones, como la iglesia de San Pedro, que es un claro ejemplo de la mezcla de culturas, y las antiguas casas de adobe que fueron restauradas para convertirlas en hoteles. O bien, visitar el Museo del Meteorito. Sin lugar a dudas, este viaje te enseñará otra forma de vivir la naturaleza y de disfrutarla.

Desierto de Atacama

***

También te recomendamos
La Patagonia chilena por aire, tierra y mar
3 destinos para esquiar en Chile
Asombrosas fotos aéreas para conocer todo el mundo

Más Leídas

Ver Más