octubre 16, 2017
La Guerrerense abre en la Ciudad de México
Esther González Jacques

Aquellas tostadas de erizo y pepino de mar que cautivaron a quienes viajaron a Ensenada, estarán cerca de quienes viven en la ciudad.

Conocí La Guerrerense en un viaje entre amigos a Ensenada. Era una pequeña carreta que ofrecía tostadas de caracol, erizo y pepino de mar, ingredientes que jamás imaginé probar y que prepararon de una forma exquisita.

El menú incluía ceviches y cocteles, y las salsas eran majestuosas, de chiles secos con aceite de olivo y sal de mar, pero la mejor fue la de mango enchilado. De esto hace casi seis años y puedo decir que son sabores que no se olvidan tan fácilmente.

De esa fecha para acá, tuvimos algunos guiños de La Guerrerense, cuando la señora Sabina (dueña) visitó el Hotel Condesa para ofrecer algunos brunches con su delicioso menú. Hoy, nos tiene una nueva sorpresa: está a punto de abrir una sucursal en la Ciudad de México, así que hablamos con Mariana Oviedo, su hija, quien nos contó los detalles:

Hasta el momento no hay una fecha fija, pero estiman que la apertura será entre la última semana de noviembre y las primeras dos de diciembre, en la Condesa. (Actualización: abrirá en El Parián de la Condesa…)

“Ofreceremos diferentes tipos de ceviche, tostadas especiales, cocteles de camarón, pulpo, caracol y callo. Almejas, ostiones y pata de mula en su concha. También, los tacos tradicionales de mi Ensenada, los de pescado y de camarón, y seguro les traeré una sorpresita más. Aparte de toda nuestra gama de salsas, mis cervezas, vinos y mezcales”.

Consultamos con Mariana acerca de la frescura de los productos que prepararán y nos dijo que los mariscos serán de la más alta calidad, enviados diariamente desde Ensenada. Serán los mismos que en la carreta, y el restaurante que también tienen en Ensenada, así que si algo se acaba, se acabó por todo el día.

“Nos emociona llevar un pedacito de Ensenada a la Ciudad de México, de ofrecerles mi cariño, mi gratitud y mi respeto a través de mi comida. De que vayan a mi lugarcito y digan, me siento como en casa, como en Ensenada y después les den muchas ganas de venirme a visitar aquí a Ensenada, su casa”.

La Guerrerense

Doña Sabina en la carreta de Ensenada.

Más Leídas

Ver Más