Entre copas: cómo es recorrer los viñedos de Argentina y dormir en ellos
noviembre 17, 2021
Entre copas: cómo es recorrer los viñedos de Argentina y dormir en ellos
Silvina PiniFotos de Mario Cherrutti

Nada más ideal para los amantes de la enología que hacer un recorrido por los viñedos argentinos y poder descansar allí mismo, en medio de la vid.

La provincia argentina de Mendoza –un desierto junto a la impresionante cordillera de los Andes– concentra la mayor cantidad de hoteles de lujo después de Buenos Aires, incluidos un Relais & Châteaux y lodges sofisticados. En regiones bien definidas, entre las que se destacan Luján de Cuyo al norte y Valle de Uco al sur, más de 1,200 bodegas elaboran vinos, muchos de ellos con altos puntajes en las guías especializadas, y además alojan al viajero.

Cavas Wine Lodge, Relais & Chateaux

Atendido hace dieciséis años por sus propietarios Cecilia Díaz Chuit y Martín Rigal, este encantador hotel cuenta con 18 habitaciones discretamente repartidas en un jardín, todas con terraza propia con vista al magnífico Cordón del Plata. El spa ofrece tratamientos para dos con pepitas de uva y baño con extracto de Bonarda, y por la tarde, degustación guiada en la cava.

También es posible ir a caballo hasta bodegas cercanas o recorrer en bicicleta el dique Potrerillos y hacer un picnic en la orilla con una vista prodigiosa de los Andes. La sorpresa será una botella de espumante con un plato de quesos y un arreglo floral en la terraza de la habitación, justo a la hora que el sol se pone en las montañas.  

Rosel Boher Lodge

El hotel pertenece a la bodega Rosell Boher que elabora uno de los mejores espumantes argentinos. Cuenta con once villas privadas con jacuzzi y fogón en la terraza, y una suite en el guest house, rodeados de 820 hectáreas de viñedos y un lago. Imperdible pasar por el wine bar antes de cenar en el restaurante ganador del premio Oro en la categoría Mejor restaurante de bodega en Great Wine Capitals. 

Casa Petrini en Valle de Uco

Ubicada a la vera del río Las Tunas, el hotel y bodega cuenta con un restaurante abierto a los no huéspedes y ocho habitaciones rodeadas de un jardín de plantas nativas. En verano, cuando los atardeceres se visten de naranja furioso y se escucha el runrún del río, es el momento ideal para sentarse junto a la piscina, con el lago delante y la imponente cordillera detrás, con una copa de cualquiera de sus vinos, todos con más de 90 puntos según Robert Parker.

Alpasión, bodega de amigos

Alpasión nació como una casa que reuniría al menos una vez al año a un grupo de amigos amantes del vino dispersos por el mundo. Hoy funciona como un lodge con seis habitaciones y tres tiendas de lujo para quienes prefieran el glamping en Valle de Uco, donde la cordillera está más cerca. La gran sala con cocina integrada, la biblioteca, la galería y la gran terraza que recorre toda la propiedad, habla del buen gusto de sus dueños. Rodeado de 60 hectáreas de viñedos a 1200 metros de altura, los vinos se pueden probar en degustaciones o acompañando los platos del restaurante de alta cocina. 

 

 

 

Más Leídas

Ver Más