enero 12, 2018
Los colores de la Patagonia
Diego Parás

Un viaje a lo más austral del continente americano.

 

 

Si uno observa un mapa detenidamente, se dará cuenta de que una cicatriz café cruza a la verde Sudamérica de norte a sur. Inicia al sur de Ecuador, pasa por la costa peruana, sigue por el salar de Uyuni en Bolivia, y continúa al borde del continente, del lado chileno, para luego -un poco más al norte de Santiago- tomar una diagonal adentrándose a las pampas argentinas, terminando casi al final del continente. Rodeada de estas tierras áridas, se encuentra una pequeña franja que mantiene su color verde oscuro, diferente al más claro del Amazonas, uno que denota un frío intenso. Ese es el color de la Patagonia chilena.

Durante los meses de junio a septiembre, ese color se transforma en blanco: el invierno ha llegado al hemisferio sur. Los Andes no sólo sirven como frontera política entre los dos países sudamericanos, sino que mantienen este microclima y de entre de sus picos nevados, quizá los más impresionantes se encuentren en el parque nacional Torres del Paine, lleno de bosques, lagos, glaciares y montañas. Su principal atractivo son los “Cuernos”, tres picos de granito de 2 600 metros de altura que sobresalen entre la cordillera.

Hay que advertirlo: llegar aquí no es tarea fácil, pero bien vale el esfuerzo. Además, aquí se esconden algunos de los hoteles de lujo más espectaculares del continente.

 

Patagonia

Hotel Awasi Patagonia

A tres horas del centro urbano más cercano, este hotel cumple su objetivo de quedar escondido en el paisaje. Por eso las catorce cabañas, desperdigadas en la falda de la montaña, podrían pasar desapercibidas por el uso y color de sus materiales. Para llegar a su habitación, el viajero tiene un vehículo todo terreno a su disposición para transportarse a las áreas comunes y explorar los alrededores del hotel. A seis kilómetros del parque nacional, las cabañas tienen una vista única de los cuernos de Torres del Paine, ya que por la distancia se les puede ver de cuerpo completo.

Awasi tiene un reserva natural propia de 4 500 hectáreas, en donde el hotel organiza excursiones con guías especializados de la “Awasi Puma Foundation”, que busca proteger al felino más grande de los Andes. Con el chef ejecutivo Mariano Salaberry en la cocina, el viajero también conocerá el lado gastronómico de la Patagonia.

Patagonia

Hotel Explora en Patagonia

Otro edificio que se integra al entorno pero de una manera muy distinta; a la distancia podría confundirse con una cabaña de explorador pero al acercarse, uno cobra conciencia de su tamaño: se trata de un edificio de 49 habitaciones (42 de las cuales tienen vista al Macizo del Paine). Ubicado en medio del parque nacional, a orillas del lago Pehoé, es el punto por excelencia para quienes quieran conocer el parque en su totalidad; ya sea por su cuenta o con las más de 40  exploraciones que organiza el hotel, para algunas de las cuales no es necesario contar con una condición física envidiable ya que son a caballo, para sentirse como todo un gaucho.

Esta cadena hotelera nació, según su fundador Pedro Ibáñez, con el objetivo de “aún estando en las más difíciles circunstancias, tener al final del día las comodidades y los agrados que recompensan los esfuerzos realizados”. La ubicación y lujo de los cuatro hoteles que manejan, son prueba fehaciente de ello.

Patagonia

Hotel Tierra Patagonia

Pareciera que este edificio surge del suelo, creando una fachada única con más de 50 ventanas cada una ofreciendo una vista diferente. Quizá la estrella del hotel sea la alberca del spa, desde la cual se puede ver -a través de un largo vitral- en primer plano el lago Sarmiento, en segundo la pampa y más lejos la cordillera de los Andes, con los inconfundibles Cuernos del Paine. El uso de la madera en el interior y la iluminación cálida crea una ambiente acogedor que contrastando con el clima agreste que le rodea. Las suites son de dos pisos, con una cómoda sala de estar en el nivel superior desde donde se disfrutan las mejores vistas.

Dentro de las actividades que organiza el hotel está el tour fotográfico, el cual puede ser la oportunidad perfecta para que el viajero conozca más sobre la biodiversidad de la Patagonia Chilena.

 

Más Leídas

Ver Más