noviembre 3, 2017
En tren por Japón
Diego ParásFoto: Welcome Kyushu, Cruise Train Seven Stars

Kyushu, la isla más al sur tiene mucho que ofrecer. Así puedes conocerla en tren.

Como una obra de Yayoi Kusama de fondo azul con puntos verdes, Japón es más que una isla, es un archipiélago (uno de 6,852 islas para ser exacto). Entre ese sarpullido de tierra que tiene el mar japonés, resaltan cuatro islas: Hokkaidō, Honshu, Shikoku y Kyushu. Ante la variedad de cada una de ellas, mejor centrémonos en esta última: Kyushu.

Una de las mejores maneras de conocer Kyushu es en tren, ya que hay 3,000 kilómetros de vías que conectan las 7 provincias de la isla. Cruise Train Seven Stars tiene un itinerario en el que es posible recorrer 12 ciudades en 4 días y 3 noches. Una de estas noches uno la pasa en en un ryokan, oportunidad perfecta para conocer la cocina y cultura de la isla en la isla. Una de las razones por la que es conocido este lugar es por el tradicional onsen japonés, aguas termales en las que uno puede relajarse.

Además de esto, la isla tiene mucho que ofrecer. Históricamente ha sido la entrada del resto del mundo a Japón, ya que es la isla más cercana a tierras continentales. Esto la convierte en un punto clave en la historia del país nipón. Llena de museos, templos, santuarios, espectáculos naturales, sin duda alguna merece la pena bajarse del tren para experimentar todo esto y más.

El tren, de 7 vagones, cuenta con un área ceremonial para tomar té, un vagón especial llamado Jupiter para las comidas a bordo, un salón lounge y más. Con tan sólo 14 habitaciones, para dos personas cada uno, el tren limita su cupo para tener una experiencia más íntima. Cada suite está diseñada para dar las mejores vistas del paisaje japonés, aunque en definitiva la mejor son las Deluxe suites, dos habitaciones en el último vagón, el número 7 (como consejo es mejor apartar la Deluxe suite A, ya que es aún más grande que su mancuerna la B, siendo así el cuarto más grande del tren).

El tema, según la página oficial de la empresa, es “una fusión del diseño japonés con el occidental, así como una mezcla de lo viejo con lo nuevo”, esto está presente en la atención al detalle que hace de este viaje un lujo no sólo como experiencia, sino también a la vista.

La manera más sencilla de llegar es a través de Fukoka, la ciudad principal, y de ahí transportarse a Hakata, desde donde empieza y termina el tren. Para obtener más información de qué ver y hacer en la isla visita su sitio oficial.

 

Más Leídas

Ver Más