Empaca tu sombrero en la maleta sin que se dañe
octubre 25, 2021
Empaca tu sombrero en la maleta sin que se dañe
Regina Garcia

Una guía práctica para perder el miedo de arruinar tu sombrero al momento de empacarlo.

Si contamos las cosas que cargas en el aeropuerto (la bolsa, la carry on, el café, el maletín de la computadora), no quedan manos libres para llevar un sombrero en la mano. Traerlo puesto es incómodo porque te lo tienes que quitar continuamente para pasar los filtros de aduana y migración, y en la maleta siempre existe el miedo de que se dañe y pierda su forma durante el viaje.

¿Cuántos sombreros habrán perdido la batalla al momento de abrir la maleta? Encontrarlos arrugados, sin forma o con el ala chueca puede ser una gran desilusión. Estos problemas quedarán en el pasado si sigues estos sencillos consejos para proteger este accesorio al momento de empacar.

Foto: Unsplash

Sigue estos pasos y lo lograrás:

1. Elige prendas pequeñas y fáciles de doblar de materiales como la seda o el algodón (no telas rígidas, ni gruesas), y rellena la copa con ellas, lo más sencillo y práctico es hacerlo con calcetines, t-shirts o mascadas. Es importante que —sin ejercer demasiada presión— se llene por completo la copa para que sin importar el movimiento o las prendas que coloques alrededor, la forma original del sombrero se mantenga intacta gracias al relleno de la ropa.

2. El sombrero debe de ser lo primero que pongas en la maleta (la base de todo), para que el ala no tenga objetos abajo que la deformen y también para que lo que coloques encima del sombrero mantenga el ala completamente plana. Es importante que lo pongas justo en medio de tu equipaje, Existe una excepción a esta regla, si la superficie de la base de tu maleta no es plana y destacan por ejemplo los palos de las ruedas (los rígidos que crean desnivel), puedes colocar un par de capas de ropa (de tejido ligero sin textura ni volumen) para crear una base plana. 

3. Después debes de crear una barrera sólida que rodee el sombrero, esto se hace con prendas enrolladas para tener mayor rigidez. Idealmente debes de hacerlo poco a poco y colocar primero una “linea” completa que rodee el sombrero con la ropa, y así sucesivamente hasta llegar a la parte más alta para que la barrera sea uniforme. Cubre todos los espacios hasta que solo se vea la parte de arriba del sombrero. Finalmente hasta arriba coloca también capas de ropa, esta vez las prendas deberán ir extendidas o dobladas, para que el sombrero se mantenga fijo como si estuviera en una caja rectangular sin espacio para moverse. 

Foto: Unsplash

4. Para tener mejores resultados con este truco, te recomendamos hacerlo con tu maleta de mano, de esta manera tu podrás controlar los movimientos y no hacerlos tan bruscos como lo hacen los cargadores o evitar que le caiga peso encima del resto de las maletas.

Para los sombreros que ya están arrugados de otros viajes, es posible darles un “mantenimiento” con la plancha de vapor para eliminar las marcas y si es necesario tratar de volver a moldearlo. Puedes aplicar el mismo principio de empacar, pero esta vez colocar piezas con mucho peso, por ejemplo si el ala está chueca y uno de los lados se levanta puedes poner encima libros pesados para tratar de que se vuelva a bajar. También rellenar la copa con un cilindro del mismo tamaño para ver si regresa a la forma original.

También, siempre existe la opción de llevarlos en una caja especial para sombrero, las vintage y llenas de estilo que nos recuerdan una película de los 50, pero definitivamente esta opción es la menos práctica, a menos de que viajes con equipaje documentado y no traigas muchos objetos en las manos. 

Más Leídas

Ver Más