agosto 26, 2019
Marfa: un oasis gastronómico en el desierto de Texas
Redacción TravesíasPor Mario Ballesteros y Diego Parás

Food trucks, bares, restaurantes y minisúpers con ofertas gastronómicas únicas.

Comer en Marfa es mucho más complicado de lo que podría esperarse. Primero, no hay mucho que crezca cerca, la mayoría de los ingredientes se traen desde muy lejos. Segundo, los horarios siempre son relativos y casi nada abre de lunes a miércoles. Aun así, hay una escena culinaria en boga. A continuación recomendamos los clásicos, algunos de los nuevos restaurantes más propositivos y, además, sugerencias prácticas para no pasar hambre en casos de emergencia.

PARA TODOS LOS BOLSILLOS

Do Your Thing

Simone Rubi y Robert Gungor son músicos y diseñadores que aman una buena taza de café; por eso, decidieron abrir su propia cafetería en un edificio compartido con cuatro estudios de arte. Los granos, de San Francisco, no son los únicos protagonistas: colgadas en la pared hay obras de arte itinerantes que complementan la experiencia. Los dueños también venden su propia marca de perfumes hechos a la medida. doyourthing.us / nagualfragrances.com

Foto: Diego Berruecos.

Food Shark

La revolución gastronómica en Marfa comenzó en este foodtruck de puerta rosa. Operado por Krista Steinhauer (chef) y Adam Bork (director creativo), la estrella del menú es el Marfalafel (su propia versión de un falafel). Se puede pedir para llevar, para comer en las mesas de madera comunales exteriores o en el Dining Car, un autobús escolar renovado a manera de comedor. foodsharkmarfa.com

Marfa Burrito

Ramona Tejada, mexicana de nacimiento, decidió abrir un restaurante en Marfa y qué mejor manera de hacerlo que en su propia casa. Hay quienes opinan que aquí se encuentran los mejores burritos del Oeste de Texas. Todo es hecho a mano, desde la salsa hasta las tortillas. Para algunos, la foto colgada de Matthew McConaughey abrazando a Ramona es un sello de calidad; para otros, un pretexto para ver si se encuentran con alguna otra celebridad.

The WaterStop

“Good Food” dicta el letrero a la entrada de este lugar: simple y sencillo. Y es que así es este restaurante y su carta, de la que recomendamos pedir un sándwich de pollo frito o pulled pork y acompañarlo con alguna de las heladas cervezas locales que ofrecen.

Foto: Diego Berruecos.

LOS MÁS INNOVADORES

The Capri

Con una cocina superpropositiva a cargo del chef Rocky Barnette, enfocada en una mezcla de materias primas locales (carne, mezquite, sotol), combinadas con ingredientes de alta calidad traídos del otro extremo del país (caviar, ostras, vodka); la inspiración de este restaurante está en las cocinas autóctonas de la región. La recomendación es pedir el elote con parmesano y chile coreano y el ribeye de res japonesa Akushi, criada en Texas.

Foto: Diego Berruecos.

Cochineal

Cocina del desierto con mucha ambición contemporánea, tanto en los platillos como en el diseño. Su menú es estacionario, entonces puede variar según las temporadas; sus ingredientes vienen de productores locales y de su jardín. Hay que probar el Mexican Martini, un mestizaje entre un martini seco y una margarita. cochinealmarfa.com

Foto: Diego Berruecos.

Stellina

El favorito de los foodies locales, quienes se sientan en la generosa barra comunal a compartir las delicias que se preparan en el asador al fondo del restaurante. Originalmente era de inspiración mediterránea, pero ahora dieron un giro hacia lo mexicano. Un imperdible, sencillo pero delicioso, es el pan horneado en casa con mantequilla y sal de chicatanas. stellinamarfa.com

Foto: Diego Berruecos.

PARA NO MORIR EN EL INTENTO

The Get Go

Un minisúper gourmet para abastecerse de cosas deliciosas y no morir de hambre cuando todo esté cerrado. thegetgomarfa.com

Foto: Diego Barruecos.

Hotel St. George

El restaurante-bar del hotel por lo general está abierto y tiene buen desayuno (con enormes porciones all american) y buenas ensaladas. Otra parada indispensable es visitar la librería Marfa Book Company, también dentro del hotel. marfasaintgeorge.com

Lost Horse Saloon

Este bar legendario abre hasta cuando el resto del pueblo está muerto. Los fines de semana hacen barbecue y grupos locales tocan en vivo. Vale la pena seguirlos en Instagram, en donde publican los horarios, bandas por presentarse y las novedades del lugar.

Foto: Diego Berruecos.

Jett’s Grill

Un favorito de los marfianos de toda la vida, el bar-parrillada del Hotel Paisano es un clásico texano en forma. Presumen servir las mejores margaritas a la redonda. Para fortuna de los viajeros, tiene horario bien definido: desayuno de 7:30 a 10:00, bar abierto desde las 14:00 con menú de comida y la cena se empieza a servir a las 17:00. Se recomienda hacer reservación. hotelpaisano.com

Sigue a Mario y a Diego en Instagram.

Foto de portada: Diego Berruecos

***

También te recomendamos:
Don en el desierto (o un peregrinaje a Marfa)
El lado creativo de Cape Town
De Levsha a Lenin: cartas desde Moscú

Más Leídas

Ver Más