abril 4, 2019
El nido de Quetzalcóatl: pasar la noche dentro del sueño de otra persona
Diego Ávila

Construido entre cañadas, el desarrollo es uno de los principales ejemplos de la arquitectura orgánica en la Ciudad de México

A las afueras de la Ciudad de México, en un terreno arbolado de 5 mil metros cuadrados de Naucalpan se esconde un impresionante edificio que se parece más a una serpiente que a un conjunto de casas-habitación. La estructura se construyó en 2008 y debido a su forma consiguió el apelativo Nido de Quetzalcóatl.

El Nido fue diseñado por el arquitecto mexicano Javier Senosiain y es uno de los principales ejemplos de la llamada arquitectura orgánica. Este tipo de estructura tiene que ver, según lo dijo Juan O’Gorman, tanto con el contexto geográfico, donde se sitúa una construcción, como con el cultural y el identitario. Si antes de hacer los planos estos elementos se toman en cuenta las formas surgirán de una manera natural y se convertirán en una extensión del entorno.

Naucalpan: el inesperado hogar de Quetzalcóatl

El terreno que se escogió para el desarrollo era muy irregular, pues en un inicio estaba atravesado, de extremo a extremo, por una cañada sembrada de encinos. Además había varias cuevas que presentaban una amenaza a la seguridad, pues podían colapsar en cualquier momento. Aunque el objetivo inicial era crear una serie de departamentos, la complejidad  del suelo hizo que el arquitecto se decidiera a construir un reducido número de viviendas  y que respetara el entorno natural que lo rodeaba.

Se edificaron entonces un total de diez casas en estructuras alargadas que, como una suerte de arcos, se despegan del suelo y parecen serpentear por el terreno. Al verlo desde arriba, los constructores se percataron que el desarrollo parecía una serpiente, así que decidieron utilizar la única cueva que quedaba para hacerle una cabeza al reptil.

Asimismo, para el exterior del edificio se escogieron pinturas, piedras y azulejos que recuerdan a los colores verdiazules de los los quetzales. Sin embargo, las veredas y otros elementos decorativos se cubrieron con mosaicos rojos y amarillos que contrastan con los tonos de la vegetación.

Formas orgánicas: tranquilidad en la ciudad

La arquitectura del paisaje fue un componente clave del proyecto pues los jardines se diseñaron con figuras sinuosas, estanques y pequeñas cascadas que complementan el cuerpo ondulante de la serpiente. Las pendientes y las depresiones del terreno se aprovecharon para ubicar áreas verdes. Al final se logró conservar un 97% de éstas.

nido-de-quetzalcoatl-airbnb

nido-de-quetzalcoatl-por-adentro

Interior de una de las residencias.

Por otro lado, las cañadas crean un microclima que, junto con el bosque, logra aislar a los habitantes del Nido de la ciudad y sus ruidos. Cada casa mide aproximadamente 200 metros cuadrados y tiene 6.5 m de alto por 8.60 de ancho. Los interiores son predominantemente blancos, de tal manera que ya sea en el verde exterior, o en el neutro interior, los habitantes logran sentir la tranquilidad y la armonía que tanto preocupan al creador de este delirio.

Javier Senosiain

Javier Senosiain es uno de los principales exponentes de la arquitectura orgánica en nuestro país. El arquitecto, egresado de la UNAM, busca diseñar cada obra según el lugar donde se establece. Cada uno de sus edificios recuerda a elementos naturales, tales como conchas, cascadas y hasta animales. Y es que tanto la construcción como la decoración se hace con materiales propios de la región.

Además, el arquitecto incorpora técnicas tradicionales mexicanas que hacen que cada construcción tenga una correspondencia cultural. 

javier-senosiain-arquitectura-organica

El “Conjunto Satélite”, otra obra de Javier Senosiain.

Senosiain piensa su disciplina como la incesante búsqueda del humano de un refugio; uno que está en armonía con la naturaleza y sus formas. De esta manera,  piensa que la arquitectura es un lazo entre el entorno natural y las especies que lo habitan. La línea no obedece a la forma ni viceversa, sino que ambos son uno mismo.

Lo mejor del Nido de Quetzalcóatl es que una de sus casas está disponible para rentarse por noche. Toda la información está aquí

 

***
También te recomendamos:
Así se ve la asombrosa arquitectura sustentable en México
Esta ciudad latinoamericana será la primera Capital Mundial de Arquitectura
La CDMX a través de su arquitectura

Más Leídas

Ver Más