febrero 21, 2018
Diálogo entre artistas: Sean Scully y Luis Barragán
Diego Parás

Únete a la experiencia exclusiva para conocer la obra de Sean Scully, artista estadounidense nominado al Premio Turner.

En un evento con el potencial de ser mítico —según el artista—, la Cuadra San Cristóbal de Luis Barragán albergará, desde ahora y hasta el 24 de marzo, la obra de Sean Scully, renombrado pintor y escultor estadounidense nominado dos veces al Premio Turner. Para entender mejor la exposición “Sean Scully – San Cristóbal”, platicamos cara a cara con el autor.

Sean Scully

¿Cuál es tu relación con Luis Barragán?
No conocí a la persona, entonces tengo que trabajar con su memoria y no con su cuerpo, eso es algo muy especial y poroso; aún más después de esta exposición. Barragán es muy espiritual y yo también, soy casi religioso; la Iglesia intenta cogerme todo el tiempo, pero yo me resisto, necesito mi libertad. Espero ser amable como él, ayudar a la gente y a otros artistas. No fue mi amigo, pero puedo imaginar que era un hombre muy tierno; es importante porque un artista es un ejemplo y creo que los dos tenemos esta cualidad, y la obra lo refleja.

¿Por qué elegiste la Cuadra San Cristóbal?
Lo más interesante aquí para mí es que es poco visitado pero muy famoso; en otras palabras, mantiene su integridad porque no está sobreutilizado ni contaminado, cambiado o modificado; mantiene su nombre, mensaje, reputación y mito. Yo tengo algo similar en mi obra, soy un hombre bastante libre y desobediente en el mundo del arte. No soy muy comercial, soy bastante fuerte y puro; yo creo que esto es lo que tengo en común con Barragán.

¿Cómo definirías tu obra?
Hay dos aspectos en mi obra: uno es formal y estético, estoy preocupado por la hermosura, por la espiritualidad; por el otro lado, la condición del mundo político me preocupa al mismo tiempo. Mi obra es, por supuesto, geométrica, pero también es sensual. En esta manera es rara porque es una combinación peculiar en la que, por un lado, es emocional y, por el otro, es rígida, ya que tiene la memoria del minimalismo, pero no lo es. Me gustaría llevar el lenguaje del minimalismo al mundo de la emoción y al mundo poético.

Sean Scully

¿Qué resultado esperas de esta exposición?
Yo creo que nuestras obras van a cooperar y a ayudarse mutuamente, es un intercambio beneficioso para ambos y para el mundo. Me gustaría ampliar la reputación de Barragán; para mí no es tan importante porque estoy vivo, tengo tiempo, pero me gustaría llevar a Barragán al mundo actual. Su obra, por supuesto, va a durar, tiene que durar porque transmite valores del país, de silencio, respeto y orden. Necesitamos esto muchísimo en nuestro mundo, ya que éste requiere mucha ayuda.

El trabajo del curador Oscar Humphries, la colaboración de la galería de arte Blain Southern y la gestión y co-dirección de Andrea Wild fueron piezas clave para llevar a cabo el diálogo entre ambos artistas en un evento único que bien vale la pena ser visto. 

Para vivir esta experiencia de una forma única, nuestros socios de Club Travesías podrán conocer este trabajo en una visita guiada, así como la colorida creación del arquitecto mexicano, el próximo 7 de marzo.

 

Más Leídas

Ver Más