septiembre 4, 2020
Yukon Denali 2021: una camioneta para escaparse de la ciudad
Luz Arredondo

Nos escapamos a Avándaro para cambiar el paisaje, tomar aire fresco y probar la nueva SUV de GMC.

Un viaje en carretera siempre cae bien. Salir de la rutina, disfrutar del paisaje y pausar los escenarios citadinos es un gran plan, especialmente si es a bordo de una camioneta con una experiencia de manejo ultra suave.

Recientemente, nos escapamos a Avándaro para probar la nueva Yukon Denali 2021, de GMC. Manejar esta camioneta es una delicia, ya que más que una SUV, se siente como si fuera un jet privado. De entrada, sus asientos son muy cómodos y tiene tres filas, así que los viajes en carretera —en familia o con amigos— se vuelven muy prácticos. Además, los espacios entre los asientos y la cajuela son muy amplios, así que todo y todos caben perfectamente.

Una experiencia inmejorable

En el interior, la nueva Yukon cuenta con centros de entretenimiento independientes —con audífonos inalámbricos—en los asientos de la segunda fila, así que los niños o los que van trabajando en la carretera pueden disfrutar su propia pantalla sin interrupciones. La camioneta también está equipada con bocinas Bose, que tienen un sonido impecable para disfrutar de las mejores playlists durante el viaje. Por su parte, el quemacocos abarca dos filas de asientos y permite contemplar el cielo y los cambios en el paisaje.

Si se trata de seguridad, la Yukon Denali 2021 cuenta con el sistema OnStar de GMC, que permite a los pasajeros tener un trayecto completamente tranquilo, ya que en caso de cualquier incidente en carretera, envía ayuda en cuestión de minutos. Otra gran cualidad es que la camioneta tiene conexión wifi para siete dispositivos al mismo tiempo, así que se puede aprovechar cada minuto del trayecto.

De la ciudad al bosque (en un par de horas)

Avándaro está muy cerca de Valle de Bravo, y es de esos destinos que a veces olvidamos pero que son una maravilla para una escapada de fin de semana. El campo de golf tiene vistas espectaculares. Para no descuidar la oficina (pero con una mejor vista), se puede trabajar muy a gusto en las salas de reuniones del hotel Avándaro. Poco a poco nos vamos acostumbrando a esta nueva forma de vida y ayuda mucho tomarse descansos como éste. Además es temporada de hongos, así que vale la pena pararse en los puestitos locales para comprar algunas variedades y luego preparar algo delicioso de regreso en casa.

No hay pretextos para no escaparse unos días tomando precauciones, disfrutar la carretera con una gran camioneta y vivir la tranquilidad de un destino a tan sólo dos horas de la Ciudad de México.

¿Te gustó esta nota? Suscríbete a nuestro newsletter aquí para tener acceso a todo el contenido de Travesías.

Fotos: cortesía GMC.

***

También te recomendamos:
Seis escapadas de fin de semana a menos de tres horas de la CDMX
Las carreteras más bonitas de México (viajar entre niebla, árboles y desiertos)
GMC Terrain 2018: una SUV para escapar de la ciudad

Más Leídas

Ver Más