mayo 2, 2019
Condesa DF, un referente en la colonia
Redacción Travesías

Hoteles que muestran cómo lo mexicano puede manifestarse de forma distinta y auténtica.

MÉXICO

Con 14 años de trayectoria, Condesa DF se perfiló desde el principio para volverse un clásico de la capital. Las razones son varias, por mencionar algunas: su terraza se ha vuelto una de las más codiciadas de la zona (tanto para extranjeros como locales), el edificio de 1928 —restaurado por el arquitecto Javier Sánchez— es un referente en el imaginario colectivo de la colonia. Los brunch dominicales, con opción de buffet y platillos de la carta, son uno de nuestros favoritos.

Condesa DF abrió sus puertas en 2005, y un año después Travesías conversó con Rafael Micha y Carlos Couturier sobre la historia y perspectiva de los hoteles de diseño en México.

Nuevos hoteles para el nuevo siglo

Con el cambio de siglo se se hizo evidente una perspectiva diferente del turismo y pequeñas empresas poco conocidas comenzaron a alcanzar una clientela más alta. Surgió entonces un nuevo estilo de hotel para atender a aquellos visitantes que hacen un esfuerzo por diferenciarse y encontrar algo auténtico y con personalidad, algo diferente de los hoteles de cadena homogéneos y genéricos. Así, desde 1999 fue fundada en México una pequeña asociación para identificar y crear un mercado para los productos que se estaban desarrollando para servirlo: Hoteles Boutique de México (HBM).

Su objetivo original era ayudarle a los viajeros a encontrar el tipo de hotel pequeño y exquisito, distinguido por un servicio persona que no fuera parte de un grupo o cadena más grande. Dentro de este nicho de mercado ha surgido además otro fenómeno, pequeño desde el punto de vista de hoteles en México, pero gigantesco en materia de relaciones públicas y visibilidad: el hotel de diseño.

El “hotel de diseño” entra en escena

Aunque el Design Hotel Group fue fundado desde 1993, hasta hace muy poco en la Ciudad de México y en el país en general era novedosa la noción de hoteles de diseño. En consecuencia, al Habita -el primer hotel de diseño en México y que abrió el 5 de octubre del 2000 en el barrio capitalino de Polanco- le costó tiempo obtener reconocimiento nacional a pesar de haber conseguido varios premios. El “World Architecture Award” de la revista Architectural Magazine y el de arquitectura de la Bienal de Quito son algunos de los reconocimientos que obtuvo.

“El gerente general del Four Seasons vino al Habita por un tour de cuatro días antes de que abriéramos y dijo: ‘aprecio sus agallas, será un fracaso o un gran éxito'”, recuerda Carlos Couturier, el visionario clave de la sociedad que puso en marcha los hoteles de diseño en México.

Revolución Habita

Habita fue un hit con la gente in del DF, pero la tendencia empezó realmente a amarrar cuando la siguiente creación, Deseo, abrió un año después en Playa del Carmen. “Ahí fue donde hicimos la diferencia”, dice Carlos. En retrospectiva, lo único que le faltaba a México era el producto. El adinerado mercado extranjero estaba listo y dispuesto desde los años noventa, tras la revolución de la industria de la hospitalidad en la década anterior. La arquitectura y el diseño retro estaban emergiendo como ingredientes importantes. No obstante, se necesitaba sangre nueva para tomar la tendencia y hacerla cobrar vida en México.

La sangre nueva vino precisamente de los socios Couturier-Micha quienes, tras haber abierto el Habita en Masaryk (2000) y el Deseo en la Quinta Avenida de Playa del Carmen (2001), inauguraron el Condesa DF en enero del 2005. La revolucionaria mancuerna se formó desde 1986, cuando Carlos Couturier y Moisés Micha, aún estudiante, unieron sus fuerzas para renovar algunas gemas arquitectónicas en Polanco.

La siguiente fase fueron los inquilinos. Muchos europeos les pedían recomendaciones de hoteles para hospedarse en México y les molestaba no poder darles una respuesta satisfactoria. Carlos tenía un hotel en Veracruz  y puso a los demás a pensar: “Olvídense de los bienes raíces y pongan un hotel”. Fue entonces cuando los hermanos de Moisés, Rafael y Jaime se unieron a la tripulación. “Éramos parte de un grupo , si no es que los únicos, que trajimos una nueva energía a la ciudad”, dice Carlos con sus brillantes ojos color turquesa.

Encanto, ambiente, estilo, diseño e innovación

El savoir faire y la habilidad natural para las relaciones públicas del carismático y ocurrente Rafael es la envidia de todo aspirante a hotelero y de todo grupo hotelero en el país. Pero su contagioso entusiasmo, su experiencia de viajes, y su pasión por la investigación desafían la imitación. “He estado leyendo sobre la familia Astor”, me dice mientras desayunamos en el lujoso silencio resultado de que todo mundo está viendo el mundial.

“Él fue el primero en introducir el teléfono en cada cuarto de hotel ¡Justo como nosotros con los iPods en el Condesa DF! Seguro la gente le dijo a Astor que estaba loco, que tenía que tener conmutadores. Por eso es una travesía tan genial, podemos seguir reinventándonos.” Mientras, brincando de un pensamiento al otro, Rafael me corrige: “El mercado ha evolucionado, ya no hablamos de hotel boutique sino lifestyle“.

“El turismo de élite no se trata de precios insólitos, sino de encanto, ambiente, estilo, diseño e innovación”, dice Rafael en un momento más tranquilo. “Recuerda que somos cien por ciento mexicanos, que tratamos de estar alerta al lado innovador, que somos jóvenes y tratamos de imaginar lo que será el futuro en cinco años. Al tiempo que nos enfocamos en el tamaño y la singularidad del producto”, me recuerda Moisés. No me queda más que esperar curiosa las próximas ocurrencias bien hechas que le deparan a la hotelería mexicana.

Personaje clave

El diseño de interiores estuvo a cargo de India Mahdavi, quien consiguió un estilo que no caduca.

Hotel Condesa DF

Habitación

La Corner Suite del segundo piso, con vista al Parque España, inmortalizada en M Train, el libro de crónicas de Patti Smith.

Hotel Condesa DF

Número de habitaciones

Cuenta con 40 habitaciones.

Hotel Condesa DF

Platillo

Algún platillo de su icónico menú japonés diseñado por el especialista en sushi Keisuke Harada.

Bebida

Cucumber Mezcal Mojito, ideal para los días calurosos, cuando las jacarandas se aprecian desde la azotea en todo su esplendor.

Detalle

La estancia incluye la posibilidad de sacar bicicletas a la calle, el vehículo perfecto para conocer la zona.

Av. Veracruz 102, Condesa, Ciudad de México, México

***

Foto de portada: Undine Pröhl

Este hotel forma parte del especial 52 Hoteles de Travesías en nuestra edición impresa número 196

Mandarin Oriental Bangkok, famoso por su estilo y elegancia
Alvear Palace Hotel, un referente majestuoso de Buenos Aires
Parador de Santiago de Compostela, uno de los hoteles más viejos del mundo

Más Leídas

Ver Más