junio 2, 2020
El clásico de clásicos: el reloj Oyster Rolex Datejust 36
Luz Arredondo

Rolex hace un homenaje al pasado con su clásico modelo Oyster Perpetual Datejust en 36 milímetros.

Hay algo en los relojes Rolex que los hace inconfundibles. Desde lejos se pueden distinguir sus formas, su brillo y el cuidado impecable en la elaboración de cada detalle. Este modelo de la manufactura relojera suiza fue creado en 1945. La manera que Rolex tiene de ver el mundo es muy particular: siempre involucra el largo plazo, la pausa para pensar muy bien cada elemento del proceso y un cuidado al detalle que no permite error. Es impresionante observar cómo en cada evento, en cada reunión, en cada momento que se vive cerca de la marca se respira este espíritu de calidad y esmero al límite.

Rolex Datejust 36

El Oyster Perpetual Datejust fue el primer reloj de pulsera cronómetro que indicaba la fecha a través de una ventana en su estructura. De ahí viene su nombre, y se ha convertido en uno de los relojes célebres de la marca.

La estética de este modelo se ha conservado muy bien con el paso de los años, pero se le han ido aplicando todas las innovaciones tecnológicas. Su bisel estriado, característico de Rolex, se desarrolló originalmente para atornillar el bisel a la caja y garantizar la hermeticidad. Su esfera tiene un acabado de rayos de sol que permite lograr un color metálico puro. Su brazalete, Jubilee, también es muy especial.

Rolex Datejust 36

El Rolex Datejust se ha convertido en un ícono de la relojería, con una gran historia y una estética atemporal. Aunque innovar cuando algo está tan cerca de la perfección es muy difícil, Rolex se encarga cada año de recordarnos que siempre es posible.

Ficha técnica
Movimiento mecánico de cuerda automática. Caja Oyster, de 36 mm de diámetro. Esfera negra y brazalete Jubilee. Material: Rolesor blanco, que es una combinación de acero Oystersteel y oro blanco de 18 quilates. Hermeticidad hasta 100 metros. Reserva de marcha de aproximadamente 70 horas.

Más Leídas

Ver Más