septiembre 1, 2017
El avión supersónico está de vuelta
Paula Bouchot

La cuenta regresiva comenzó y muy pronto tendremos el regreso del avión supersónico comercial, parecido al antiguo Concorde.

Este año comenzaron las pruebas de lo que será el regreso del avión supersónico comercial, algo parecido a lo que recordamos como el Concorde que llevó a pasajeros a una velocidad inimaginable en los años sesenta y setenta. A decir por la compañía estadounidense Boom Supersonic, la aeronave supersónica SSJ podría estar transportando a sus primeros pasajeros antes del 2023 (o en menos de cinco años).

Muchos aún recordamos algunas historias acera del Concorde. Aquel avión que antes de que apareciera, sólo existía en las páginas de nuestras historietas favoritas o en las películas de ciencia ficción. En México, la ruta que cubría este avión sólo duró escasos cuatro años ―de 1978 a 1982―, ya que debido a la crisis económica y a la gran falta de rentabilidad tuvo suspender itinerarios.

Pero ahora, tras 14 años de haber desaparecido, surge la noticia de que en 2018 el demostrador tecnológico denominado XB-1, apodado Baby Boom, podría realizar su primer vuelo de prueba. El XB-1 es un prototipo de aeronave realizado a escala de un tercio del avión de pasajeros SSJ.

Según Boom, el avión supersónico tendrá 55 asientos (45 menos que el Concord que transportaba 100 pasajeros) a una velocidad de 2300 km/h, (más veloz que el Concord, que alcanzaba los 2160 km/h), lo que significa que un vuelo de Londres a Nueva York lo realizaría en tan sólo 3 horas y 15 minutos.

Si bien es cierto que ambos aviones se parecen, el SSJ tiene varias peculiaridades, el Supersonic utiliza un moderno motor turbofan que es más silencioso y mucho más eficiente; otro punto a su favor es el costo operativo, ya que según cálculos de la empresa, las aerolíneas que adquieran el Supersonic podrán vender boletos al precio actual de la clase business; es decir, que en rutas como Londres-Nueva York, el costo de los boletos estaría alrededor de 2500 dólares, con un tiempo de vuelo de tres horas y 15 minutos; San Francisco-Tokio se haría en cinco horas y 30 minutos por unos 3250 dólares, y Sydney-Los Ángeles serían seis horas y 45 minutos por 3500 dólares el boleto. Esto si se consiguen las economías prometidas por la compañía.

Si el prototipo llega a cumplir las expectativas, la empresa pretende disponer de los primeros ejemplares del SSJ para 2020, del cual ya tiene 76 pedidos de distintas aerolíneas interesadas, entre las que se incluye la británica Virgin Atlantic.

Más Leídas

Ver Más