octubre 11, 2017
Consejos para empezar a meditar
Redacción Travesías

No es fácil encontrar un espacio pero darte el tiempo puede cambiarte el día. Recomendaciones y tips para lograr meditar.

 

Para muchos meditar es aburrido, no lo hacen porque no pueden dejar de pensar o se desesperan. Prefieren salir a correr o hacer una hora intensa de crossfit. Una parte de mí lo entiende, vivimos en tiempos atribulados. La vida es un constante andar de prisa que inicia al sonar el despertador y termina, seguramente, cuando acabas apoltronado en tu cama viendo Netflix.

meditación

Posiblemente tienes que tomar varias tazas de café para poder comenzar tu mañana. O si optas por un estilo de vida mucho más saludable y tienes tiempo, quizás empiezas en el gimnasio o haciendo una práctica de yoga vigorosa o de pilates.  Luego tu día se llena de actividades, horas en el tráfico escuchando las noticias que casi siempre son deprimentes. Por la noche para bajarle al ritmo, acaso sucumbas ante uno o dos whiskies o una pastilla para dormir; o si eres muy saludable, quizá sea un té de manzanilla y una buena plática.

En medio de estímulos y la vida caótica de las grandes urbes tal vez me respondas que no meditas porque no tienes tiempo o, simplemente, porque prefieres evitar tener este espacio de silencio en donde aparecen tus emociones, ésas que suele ser más fácil dejar guardadas yéndote de compras, fumándote un tabaco o haciendo cualquier otra cosa.

meditar

Si te identificas con lo anterior, quizá sea momento de que hagas un espacio en tu vida para tener un poco de silencio, de contemplación, de presencia. No necesitas sentarte horas para meditar, con sólo 15 minutos diarios al comenzar tu día o antes de terminarlo es suficiente. Aunque idealmente podrías ir a un centro de meditación, esta práctica es segura y fácil, así que la puedes hacer tú mismo.

meditación

Para iniciar, lo más recomendable es que te sientes con la espalda recta, cierres los ojos y comiences a observar el proceso natural de tu respiración. 

No hace falta que la controles, simplemente observa el flujo natural de cada inhalación y de cada exhalación. Fija tu mirada interna en la punta de tu nariz. Es posible y natural que vengan pensamientos a ti, y de eso se trata, de que seas capaz de darte cuenta de ellos desde afuera. No somos los pensamientos, sólo obsérvalos y déjalos ir.

Regresa a tu silencio, sigue observando tu respiración. Termina con una inhalación profunda, retén el aire durante unos segundos y exhala lentamente. Ponte el reto de practicar la meditación al menos por 21 días y observa los beneficios que traerá a tu vida.

meditación

Tres beneficios de la meditación:
– Regula la presión arterial.
– Permite la concentración y el foco mental.
– Te ayuda a mantener la calma  en lugar de reaccionar ante los sucesos de la vida.

Una aplicación infalible para aprender a meditar: Headspace

Más Leídas

Ver Más