junio 17, 2017
Al infinito y más allá: turismo espacial
Redacción Travesías

¿Cómo y cuándo comenzará a operar el turismo espacial?

El 28 de abril de 2001, el neoyorquino Dennis Tito se convirtió en el primer turista espacial de la historia. Su transporte: la cápsula Soyuz; el destino: la Estación Espacial Internacional; su aliado: la Agencia Espacial Rusa; el costo: 20 millones de dólares y varias protestas por parte de Estados Unidos. Casi dos décadas después, la carrera espacial comercial ha pasado de ser una competencia entre países a un duelo entre empresarios, quienes, sin importar los múltiples aplazamientos y enigmas técnicos, aseguran que el 2018 finalmente será el año debut para el turismo espacial. ¿Quién se llevará la contienda? Esto es todo lo que sabemos hasta el momento.

Blue Origin

Hace un par de meses, Jeff Bezos anunció la venta de un paquete de acciones de Amazon con un valor de casi mil millones de dólares, con la intención de financiar Blue Origin. Este radical plan de negocios hizo oficial su compromiso de enviar gente al espacio, mismo que se ha reforzado con una gran cantidad de pruebas técnicas en lo que va del año. Hasta ahora, los ingenieros de Blue Origin han conseguido lanzar y aterrizar el cohete New Shepard cinco veces, además de probar con éxito el protocolo de seguridad. El objetivo inicial de Bezos y compañía es concretar vuelos suborbitales de seis pasajeros por cápsula, con una duración de 11 minutos, elevándose a 100 kilómetros sobre la tierra.

Costo aproximado del viaje: entre 200 y 300 mil dólares.

SpaceX

La empresa liderada por el sudafricano Elon Musk —también conocido por ser el cofundador de PayPal, Tesla, Hyperloop y SolarCity— es considerada como el máximo referente de la industria espacial en la actualidad gracias a su impresionante capacidad tecnológica. Al igual que Blue Origin, SpaceX ha conseguido implementar un exitoso sistema de retorno y aterrizaje vertical, lo cual es clave para reducir costos y optimizar el motor de sus cohetes Falcon Heavy. Sin embargo, los planes de Musk son mucho más complicados, ya que consisten en un viaje en cápsula de varios días y 400 mil kilómetros para rodear la Luna en su totalidad.

Costo aproximado del viaje: 160 millones de dólares.

Virgin Galactic

Después de muchos retrasos y un trágico accidente en 2014 —cuando el cohete SpacheShip Two se estrelló en el desierto de Mojave, ocasionando la muerte del piloto—, Virgin Galactic está de regreso en la contienda del turismo espacial con la nueva y mejorada nave VSS Unity. La compañía fundada por sir Richard Branson, en 2004, ya cuenta con más de mil reservaciones por parte de potenciales viajeros, entre ellos Stephen Hawking, Tom Hanks y Ashton Kutcher. Por si fuera poco, también se han comprometido a llevar una buena cantidad de experimentos de la NASA en su primer vuelo de investigación comercial.

Costo aproximado del viaje: 250 mil dólares.

La alternativa española

Zero 2 Infinity es una empresa aeroespacial catalana que ha empezado a comercializar sus servicios de transporte para pequeños satélites, utilizando globos estratosféricos monitoreados desde la Tierra en tiempo real. Esta técnica es considerada mucho más estable, menos contaminante y, según los expertos, podrá replicarse con fines turísticos en los próximos años. Zero 2 Infinity, incluso, ya ha comenzado a vender vuelos al borde del espacio (entre 30 y 40 mil kilómetros de altura) con un costo de 100 mil euros por pasajero.

Más Leídas

Ver Más