México

Bajío >< Zacatecas >< Guía

Zacatecas, la ciudad rosa de arquitectura y gastronomía vibrante

Esta ciudad de pasado minero y colonial vibra muy alto, no sólo en sus edificios, sino en su exquisita comida que se ha posicionado como una favorita en el mapa gastronómico de México.

Por Judith Campiña
Fotografía de Andrew Reiner
junio 2020

Guías de México
en Travesías

Zacatecas es una ciudad como ninguna otra en México. Aquí, entre destellos del pasado minero, fachadas de cantera rosa y más museos por habitante que algunas de las capitales creativas del mundo, la cultura, en todas  sus expresiones, se vive a nivel de calle.  En Zacatecas, la arquitectura y la gastronomía se encuentran por todos los rincones y siempre se destacan. A diferencia de muchas ciudades coloniales, aquí los atractivos turísticos no se concentran sólo en un cuadrante, sino se extienden por varias calles y plazas.

Patrimonio arquitectónico

El recorrido arquitectónico comienza en la avenida Juárez, con el Jardín Independencia, que se construyó para celebrar el centenario de la independencia de México. Por su parte, la Casa de Cultura, a un costado del jardín, es de los primeros edificios que tienen una típica fachada de cantera rosa. Al subir por la avenida Hidalgo —que es la principal vía del centro— queda claro por qué hace más de 25 años la UNESCO declaró a la ciudad Patrimonio de la Humanidad.

zacatecas

El abanico de posibilidades culturales en Zacatecas abarca cerca de 500 años.

El Teatro Calderón es uno de los espacios culturales más importantes para los zacatecanos, y justo enseguida, la Catedral Basílica corona el paisaje urbano. Este recinto religioso es uno de los más bellos del país, obra culmen del arte barroco novohispano churrigueresco. Otra parada imperdible es el Templo de Nuestra Señora de Fátima, una construcción neogótica en cantera rosa que le agrega una variante interesante a la postal de la ciudad.

Al subir por la avenida Hidalgo —que es la principal vía del centro— queda claro por qué hace más de 25 años la UNESCO declaró a la ciudad Patrimonio de la Humanidad.

Cultura gastronómica

La gastronomía de la ciudad es poderosa. La oferta típica para el desayuno son las gorditas de guisados que, para comer como un verdadero zacatecano, han de ser de Gorditas San Rafael. Si no hay prisa por comenzar a explorar el destino, entonces hay que sentarse en el Itacate Zacatecano, donde el desayuno puede durar hasta 10 tiempos, todos tan buenos que es imposible saltarse alguno.

museos en zacatecas

Zacatecas es una de las ciudades en México que más museos tiene por habitante.

Para la comida hay un sinfín de opciones. Finca Serrano, Santos Maestros, El Paraíso, Ceremonia, México Lindo y Querido, Acrópolis, Los Jorges, La Leyenda y Los Dorados de Villa son garantía. Los primeros cuatro ofrecen comida zacatecana con un giro gourmet y los demás la preparan de forma tradicional. Finalmente, en las calles y de noche, el rey de la comida zacatecana es el taco envenenado, un placer tan simple como suculento. Se trata de un platillo heredado del pasado minero de la ciudad: un taco relleno de una mezcla de frijol, papa, chorizo y chiles secos que se dora en manteca y se acompaña con chiles güeros toreados.

charros

La charrería es una tradición arraigada en la cultura zacatecana.

Qué hacer

Comer en Los Dorados de Villa. Por muchos años este pequeño restaurante pasó desapercibido pero hoy ya no es un secreto para nadie, pues tienen de las mejores cocinas tradicionales de Zacatecas. Hay que pedir el pozole verde.

Comprar souvenirs en el Mercado González Ortega. Está en la avenida Hidalgo y tiene mucho que ofrecer, desde quesos y vinos hasta joyas de plata y botellas de mezcal.

Conocer la ciudad en bicicleta. La Plaza de Armas es el punto de reunión para tomar un tour guiado por el centro.

Hacer el circuito del Cerro de la Bufa, ícono de la capital y un destino en sí mismo. En su explanada hay muchas opciones, como el Museo Toma de Zacatecas. También se puede subir el crestón en una caminata, lanzarse en tirolesa por la barranca o sentarse tranquilamente en el Templo de Nuestra Señora del Patrocinio.

Visitar la Mina El Edén, un testigo vivo del pasado minero de Zacatecas. Para llegar hasta ahí hay que tomar el teleférico en un paseo que muestra la ciudad entera. Ya en la mina, un recorrido por sus pasillos, su historia y su museo completan la información sobre las raíces de la ciudad.

Salir de fiesta a Las Quince Letras. Las mejores noches zacatecanas se pasan en esta cantina tradicional del centro. Para conseguir una mesa hay que llegar temprano, aunque la barra también es un buen lugar.

Visitar los museos. Los entusiastas del arte tienen mucho que conocer en la ciudad, como el Museo Pedro Coronel, con obras de Kandinski y Picasso; el Museo Francisco Goitia, que exhibe arte de Manuel Felguérez, Pedro Ruelas y José Kuri; el Museo Rafael Coronel, donde se aloja una colección de máscaras de todo el país; el Museo de Arte Abstracto Manuel Felguérez, y el Museo Zacatecano.

cantinas

Entre las cantinas tradicionales en el centro, Las Quince Letras es una de las más famosas.

Dónde dormir

Quinta Real $$$

En lo que era la plaza de Toros de San Pedro, la primera del continente, hoy se ubica este hotel de lujo, con habitaciones muy espaciosas y una vista preciosa de los arcos del acueducto. Cuando el atardecer cae en el ruedo, parece que todo el espacio se vuelve dorado.

Mesón de Jobito $$

Uno de los hoteles más tradicionales de la ciudad. El edificio es una antigua vecindad del siglo XIX y para su habilitación como hotel se respetó la estructura y distribuciones originales. Lo mejor, todo el personal hace que los huéspedes se sientan como en casa.

$ menos de 1000 MXN
$$ 1000-2000 MXN
$$$ 2000-5000 MXN
$$$$ Más de 5000 MXN

comer en zacatecas

La gastronomía zacatecana mantiene la herencia de la cocina virreinal.

Cuándo ir

La Semana Santa es una de las fechas más populares, cuando las manifestaciones religiosas y la bondad de la primavera llenan las calles de vida y calor. Para conocer la ciudad sin aglomeraciones la mejor temporada es el otoño, cuando todavía no hace mucho frío.

Cómo llegar

Para llegar a esta ciudad hay que tomar un vuelo corto desde la Ciudad de México. El centro está a media hora del Aeropuerto Internacional de Zacatecas.

Turismo Zacatecas
WWW zacatecastravel.com


Inspiración Travesías